Nuremberg, Puerto Rico

Por: Dr. Norman González Chacón

¿Se podrá enjuiciar a los médicos que le mienten al pueblo?

Vivimos en un Estado que se entromete en la diversidad de ideas y pensamientos propios de las sociedades modernas. Viola las más elementales reglas de la ética y la moral, la diversidad en pensamiento y acción, así como las libertades individuales religiosas, filosóficas, morales, y de proyecciones personales vitales, que son parte del desarrollo y diversidad que debe caracterizar a los países libres y democráticos. Cuando una sociedad crece, crecen exponencialmente nuestras posibilidades de actuar amparados por los derechos que vamos adquiriendo a medida que crecemos en conocimiento. Por esa razón, cada año surgen nuevos retos, de nuevos grupos que se producen en la sociedad, que reclaman la autonomía o auto determinación que hace muchos años las constituciones de Estados Unidos y de muchas otras naciones declararon como derechos inalienables. Para ese fin se aprobó la primera enmienda a la Constitución cuya última frase solicita del gobierno la reparación de agravios cuando éste, por mandato, ley o palabra, ha ofendido al pueblo en asuntos de derecho.

La ética es fundamental para dirimir diferencias y administrar justicia. Cuando los gobiernos comienzan a imponer cargas sobre el pueblo, que éste cree que son mayores de lo que puede llevar, se crea un clima o ambiente de inconformidad que trae consecuencias graves y acciones revolucionarias que pueden terminar en violencia. La ética y el decoro en el manejo de la causa pública, no debe provocar reacciones antisociales ni violencia en la gente, porque viola sus derechos de vivir en paz.

Cuando un gobierno irrumpe en la vida privada, creencias religiosas, asuntos de educación, salud o conciencia, viola derechos que están protegidos por la constitución. Cuando las convicciones religiosas, elecciones personales, determinaciones individuales de conciencia, son vulnerados por el Estado, la democracia comienza a desfallecer y el pueblo pierde la fuerza moral y el ánimo de trabajar.

Cuando surgen nuevos reclamos de una sociedad, que es saludable y dinámica, se crean nuevas empresas, se abren nuevos proyectos, se amplía el horizonte industrial, y eso hace que surjan nuevos derechos que requieren de nuevas leyes y ordenanzas que los regulen y los protejan para así proteger de esa manera a sus beneficiados y proponentes.

Cuando surgen nuevos reclamos por nuevos derechos, tanto a la legislatura como la rama judicial deben entender que la jurisprudencia aplicable debe ser analizada y aplicada de acuerdo a la neurología que resulta del reclamo, porque de lo contrario, si legisla y juzga por el derecho existente, está evitando el crecimiento natural del pensamiento y de la conducta social proyectista.

Una cita de “Religious Believes and  Personal Choices: Right to Conciencious Objection and Individual Self Determination” de la jurisprudencia del tribunal europeo de derechos humanos publicada por Marta Albert, habla de los nuevos derechos que surgen de las nuevas visiones sociales, Dice ella: “Casi todos los nuevos derechos, como el derecho a morir, el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, o el derecho a realizarnos como padres, constituyendo una familia, encuentran su razón de ser en esta nueva sensibilidad respecto a la protección jurídica debida al desenvolvimiento de los proyectos vitales individuales”. 

Todos esos derechos, la inclusión de los derechos humanos de los homosexuales, de la equidad o igualdad de género y otros que están surgiendo, están siendo evaluados en sus máximas expresiones y resguardados bajo leyes que definen cada cada uno de los reclamos de estos grupos que aumentan en tamaño y proporción, según crece la población. Todos reclaman sus derechos y sus prerrogativas individuales que merecen como miembros de la sociedad.

Si estamos de acuerdo o no, no es el caso, son seres humanos y se les han de respetar sus derechos individuales y colectivos. Por esa razón, los derechos humanos en general, han sido programados en la jurisprudencia del tribunal europeo de derechos humanos que comenzaron a discutirse a partir de la declaración de Nuremberg. En mi libro de Bioética de la Medicina Natural, expongo las razones que una sociedad sobria y justa, debe tener en cuenta para manejar situaciones como la que nos afectan y que estamos mencionando. En el juicio de Nuremberg, se juzgó severamente a los médicos que participaron de crímenes contra la humanidad, que incluían la ejecución de experimentos médicos en prisiones de guerra, y civiles de países ocupados. También de la propia población civil alemana, igual como lo están haciendo en Puerto Rico a raíz de la aparición del virus y la declaración prejuiciada de la supuesta pandemia. Digo prejuiciada y supuesta porque hace años mueren mas personas de cáncer, diabetes y condiciones cardiovasculares individualmente, que los que mueren de COVID. La historia señala que los nueve dirigentes de este genocidio, fueron acusados y sentenciados a penas de prisión, el 20 de agosto de 1947. ¿A cuántos médicos en Puerto Rico, que han asegurado números estadísticos falsos, causado el pánico en la población, y han mentido descaradamente en los medios, se van a investigar para enjuiciarlos?

En este proceso de violación, se vio involucrada una considerable cantidad de médicos y especialistas que estaban afiliados y asociados a la industria farmacéutica y le respondían a esos intereses. De esa manera, la beneficencia médica se convirtió en maleficencia y se tomó un acuerdo de las naciones presentes: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, y la Unión Soviética, prohibiéndose la experimentación con gente de la sociedad sin su consentimiento. Tan pronto Adolfo Hitler alcanzó la cancillería de Alemania en 1933, el abuso y menoscabo de la ética profesional del personal médico fue avanzando y promulgando nuevas leyes discriminatorias de segregación social y protección de la raza aria contra otras etnias y se implementaron programas de eutanasia, y de esterilización de mujeres y hombres, para evitar enfermedades hereditarias y todo tipo de experimentos médicos en discapacitados, en prisioneros de guerra en otras razas presentes, y en esterilización forzada de los mismos. Se asesinaron todos los que de alguna manera estaban incapacitados para trabajar y evitar así, pensionarlos. (Cualquier parecido con lo que ocurre en este país es pura casualidad).

De esta experiencia, surge una nueva visión de la práctica de la medicina basada en los preceptos hipocráticos: “primum non nocere” que el padre de la medicina esbozó al decir: “lo primordial es que no haga daño”. Como todos sabemos, esa es la meta y la enseñanza de otra medicina: La Medicina Natural, pero es lo contrario a la medicina convencional alópata que no tiene ni un solo tratamiento que no haga daño o tenga efectos secundarios y terciarios.

En mi libro de Bioética de la Medicina Natural hago una aplicación a mis colegas, de lo que es la bioética y la biodiversidad, la multiversidad, y el error de las universidades actuales en no ser “multiversidades” libres y abiertas a las libertades.

El concepto “multiversidad”, tiene su primera manifestación en la década de los sesentas del siglo veinte. Según registros conocidos, el presidente de la Universidad de California, Clark Kerr, intentó definir la universidad focalizada en la investigación como una “multiversidad”. Mas adelante adoptado, desarrollado e implementado por el educador y filósofo francés Edgar Morin, se ha utilizado en Latinoamérica y en Europa, como un revolucionario y eficaz método de estudio y enseñanza que se caracteriza por una preparación más amplia del estudiante en sus materias y especializaciones. “Cuando se dice mucho, es porque hay mucho que decir”, este método educativo ha sido criticado por aquellos que han dominado la enseñanza, lucrándose económicamente con ella y no quieren dejar pasar métodos económicos y prácticos de ejercer las artes educativas y ser más efectivos en la enseñanza. En esas universidades, además de materias educativas, se inducen ideas separatistas contra los gobiernos y se fomenta la revolución.

Lo mismo ocurre con la clase médica que se lucra de la práctica de una medicina que después de convertir a la gente en adictos a drogas, beneficiando a los grandes intereses de la industria farmacéutica, desahucian a los enfermos y los entuban para sacarles hasta el último centavo de dinero al seguro médico o a la familia, hasta que el paciente muere. Aunque no sean tan Hitlerianos, las técnicas, las intenciones, y su labor, parecen las mismas que se prohibieron en Nuremberg y aquí se hacen con la anuencia de todos.

Lo interesante y a la vez irónico, es que tantas personas y agencias privadas y del gobierno coincidan en someter a la población a una presión tan fuerte a vacunarse cuando, como mencionamos, están muriendo muchísimos menos personas del COVID, que de cáncer, hipertensión, y diabetes, que son condiciones tratables y prevenibles, y nunca se han hecho campañas gubernamentales para cambiar el estilo de vida y alimentación de la gente. ¿Por qué razón estas condiciones no se previenen y hay una aprehensión tan grande y una presión civil, que lleva al acoso, para vacunar a toda la población a riesgo de serios y peligrosos efectos secundarios que aún no se ven ni se pueden ver en muchos de los vacunados? Muchos científicos cuestionan la rapidez con que se ha desarrollado la vacuna, los resultados que se están obteniendo, y las posibilidades del daño que éstas puedan producir al alterar el genoma y entrar a formar parte del ADN de todos los vacunados. Sabemos que el genoma tiene una composición única, que no hay dos iguales en todo el mundo, y que la vacuna entra en ese recinto sagrado de nuestro organismo, y altera ese templo único y exclusivo haciéndolo vulnerable a cambios involuntarios, enfermedades sistémicas o esterilidad reproductiva. 

A raíz de un un estudio que hicieron unos científicos europeos pude comprender que la preocupación científica sobre el tema es muy grande y que no todos los científicos están de acuerdo con el diseño de la vacuna y el cambio que ésta puede producir en el genoma humano. Estos, discutían la preparación diferente de la vacuna para los menores de 12 años, ya que si ésta fallaba, podría producir esterilidad afectando la población mundial o la muerte de miles de personas prematuramente. Por esa razón, la idea de no vacunar los niños con la misma vacuna que se le ha administrado a los adultos, llevaba como propósito dejar que fueran ellos los que repoblaran al mundo, por si los vacunados estériles morían tempranamente. Esa aseveración impactó mi mente al pensar que el experimento sea tan abarcador que tenga propósitos específicos de infundir miedo para inducir una vacunación masiva y cambiar el rumbo del mundo hacia propósitos preconcebidos por mentes Hitlerianas. Los niños de 12 años estarían recibiendo una vacuna diferente porque serían ellos los que en términos de 10 ó 15 años asumirían el control de la natalidad de una nueva generación manipulada virtualmente, para propósitos maquiavélicos desconocidos (Lametablemente, éste artículo como muchos otros más, que establecen premisas en contra el uso de éste tipo de tecnología génica para producir vacunas, ya no está disponible).

La preocupación aumenta en la medida que sentimos y vemos la presión social y las medidas de los gobiernos para obligar e imponer la vacunación compulsoria so pena de no poder comprar ni vender ni participar de la vida social sin una certificación oficial de vacunación.

Tenemos que tener en cuenta que las consecuencias de la vacunación compulsoria viola los derechos que con mucho orgullo nuestros antepasados plasmaron en las constituciones de los países libres y democráticos del mundo. Sabemos que la democracia no es perfecta, en la medida en que los hombres de estado puedan vulnerarla o emitan prestaciones judiciales y decisiones que establezcan jurisprudencia al respecto, y que de alguna manera, se pueda vulnerar la intención original de sus creadores en beneficio de mentes ambiciosas. La Constitución de los Estados Unidos fue concebida para proteger los derechos de todos los ciudadanos y fue enmendada en varias ocasiones para ampliar la cobertura de las libertades individuales y colectivas. Por ser de naturaleza humana, quedaron fallas que sus enemigos están aprovechando para abrir puertas siniestras que sólo ellos saben donde conducirán. 

Necesitamos ayuda divina para salir de este encierro apocalíptico y decisivo en la medida que logran controlar las mayorías que reciban el sello de la vacuna (Apocalípsis 13). A través de los ingredientes químicos de la vacuna se envía una señal al genoma humano que irá poco a poco, y con la inoculación de varias dosis, modificando el ADN original y abriendo receptores del cerebro para recibir órdenes a distancia, que a través de ondas de alta frecuencia, le dictarán a las poblaciones del mundo cómo actuar y pensar. La muy discutida globalización, es la imagen del nuevo gobierno mundial que la nueva era pretende instaurar en el mundo. ¿Quien lo dirigirá? ¿China o Estados Unidos? La respuesta es: ninguno de ellos y todos. Los países firmantes tendrán sus delegados en una junta mundial que tendrá miembros con capacidad de decidir y votar las diferentes medidas que se aprueben. La OMS ha adelantado su agenda al respecto, y con su dirección y con su influencia en todos los países del mundo, ha preparado las guías y recomendaciones básicas:

  1. Un solo gobierno 
  2. Una sola religión
  3. Una sola economía mundial 
  4. una misma moneda
  5. Una misma enseñanza o educación
  6. Una misma medicina  https://www.who.int/es/news/item/12-07-2021-who-issues-new-recommendations-on-human-genome-editing-for-the-advancement-of-public-health

Las religiones actuales no han despertado ante la realidad que las amenaza: La creencia de que el hombre es dios, de que Dios no existe, que nadie lo ha visto y que es otro mito que sustituye al hombre mismo, que toma sus propias decisiones basadas en los dictados, no de su conciencia, sino en los dictados electrónicos del Estado. Esa ciencia ya está circulando en las universidades y escuelas de enseñanza superior.

Solo falta que se transmita por ondas electrónicas al cerebro de los vacunados que responderán como su conciencia que quedará sujeta a los mandatos de los intereses.

Una sola economía mundial, donde la industria solo tiene dos tipos de empleados: Los jefes que responden a los grandes intereses y los esclavos que obedecen y trabajan. En esa economía, la iniciativa privada desaparece y los grandes consorcios dominan la industria en general. Una misma moneda se está fraguando hace tiempo como base a la globalización que eliminará todo el dinero guardado en bancos y cajas de seguridad privadas que mucha gente conservan para su seguridad futura. Ese dinero será como basura sin valor, tan pronto los bancos lo decomisen y pongan en circulación la nueva moneda. Se le asignará una cantidad nominal a cada poseedor de cuentas bancarias, de un mínimo relativo a sus gastos, y lo demás lo perderán para siempre. Una misma enseñanza básica para todas las profesiones, escuelas, universidades, y colegios vocacionales que preparen los obreros de la nueva era. Una sola medicina, con un mismo fin y propósito, ya se encuentra en el proceso de su acción unificadora en todo el mundo. Han sido los primeros en unir conceptos, y gracias a las grandes empresas farmaceúticas que dirigen el esfuerzo, tanto médicos como escuelas de medicina se han alineado en un mismo fin y propósito.

La globalización, para entendimiento de los cristianos, es la base del Gobierno de Satanás moderno que en un un principio, tenía el ideal de unir al mundo en la democracia, que no es otra cosa, que el gobierno del pueblo para el pueblo y por el pueblo, del demo, que son la gente. Debido a que su primera opción le falló y la demo no le funcionó para sus fines y planes demoníacos, creó lo contrario, la globalización, que es el gobierno de las grandes empresas dominando la acción y la conciencia de los esclavos del régimen que recibirán órdenes de trabajo, y trabajarán sin mucho descanso, para satisfacer las demandas de las industrias y de su jefe.

Podemos decir, que a la gran democracia americana le queda muy poco tiempo de vida. El proceso de globalización viene desarrollándose desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de todas las agencias, que de una u otra manera, están interesadas en dominar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: