¡EL FIN DE ESTA OPRESIÓN!

Por: Dr. Norman González Chacón

Este es uno de los temas más importantes que me inspiran a escribir, pues no son muchos los que entienden mis planteamientos, y muchos menos los que pueden ver su importante actualidad. A tono con los preceptos bíblicos y los acontecimientos que han transcurrido en el mundo, siempre he sostenido que la Iglesia cristiana en general, está totalmente desprevenida y confiada en sus riquezas originales. Este estado de confianza no la deja percibir lo que hace tiempo perdió y no se ha dado cuenta que es según el Espíritu, una cuitada, miserable, pobre, ciega y desnuda. Ha seguido creyendo en las verdades del pasado y no conoce ni acepta la verdad presente, verdad que le puede llevar al arrepentimiento, que es el llamado del Señor en Apocalipsis 3:14-22, y que describe la condición de la Iglesia que una vez fue llamada a dar el mensaje final al mundo.

Todavía, dos siglos después, la Iglesia está obstinada en apuntar con su dedo a la Iglesia católica, al Papa y a las otras iglesias que se reúnen el domingo como día del Señor, para señalar que constituyen el poder perseguidor que hará que se imponga la marca de la bestia de Apocalipsis 13 y perseguirá al pueblo remanente de los últimos días. 

No se ha dado cuenta la Iglesia, que el enemigo cambia su estrategia cada vez que descubren su juego, y que, aunque no puede salirse de las reglas que lo rigen, puede cambiar los números a su entera conveniencia. Lo ha hecho, y lo seguirá haciendo muy sabiamente. Ya se ha visto como ha desviado la atención de todas las iglesias cristianas hacia atrás, y éstas se encuentran perdidas en los acontecimientos actuales, pues no los entienden. A todas las 7 iglesias de este tiempo, el Espíritu les reclama según Apocalipsis 2 y 3 que: 

1. “Han dejado su primer amor”.

2. “Se han convertido en sinagogas de Satanás”.

3. “Se sientan en la silla de Satanás”. 

4. “Han permitido a esa mujer, Jezabel, que se dice profetisa, engañar y fornicar”, así como enseñar a los hijos de Dios a comer comida dedicada a los ídolos modernos de la gula, que a la larga, mata a sus hijos con enfermedades porque es comida mala ofrecida en el altar de la idolatría moderna que se practica en todo el mundo. 

5. “Tiene nombre de que vives, y estás muerta”, y sus prédicas están muriendo junto con sus feligreses y pastores, porque no se han hallado sus obras perfectas delante de Dios.

6. “Aún está viva y tiene un poco de fuerza porque ha enseñado a guardar la palabra y no ha negado al Señor”. 

7. “Ni eres frío ni caliente, ojalá fueses frío o caliente”. Esta Iglesia es tan tibia y se cree tan enriquecida, que no puede ver que el tiempo ha pasado, que Satanás ha cambiado su estrategia y que hace tiempo viene engañando a todas las iglesias que se dicen cristianas con sus hechicerías, con las que han engañado y han hecho errar a toda la gentes (Apocalipsis 18: 22-24). La luz de la lámpara del Espíritu, que la había alumbrado por siglos, se apagó y en ellas se ha hallado la sangre de los profetas y de los santos que han muerto en la tierra.

Clara y contundente es la palabra cuando hace señalamientos de muerte que amenazan a la Iglesia cristiana de los últimos días, transformada en la Babilonia moderna que será derribada con gran impacto y nunca será hallada. ¿Cómo podemos decir algo así de las iglesias que reclaman ser de Dios porque llevan el nombre de Cristo al llamarse cristianas? Esto es porque en su nombre reclaman ser cristianos, pero niegan con sus actos la obediencia a su palabra, los preceptos, y los mandamientos de Dios (Mateo 25: 31-46). 

Hay que tener en cuenta que las iglesias no se salvan por ser iglesias. La salvación, es un asunto individual del creyente que anhela salvarse, y hace lo propio para lograrlo. Los hombres que dirigen los 7 grandes movimientos llamados cristianos han sido cómplices de Satanás en acabar con el don espiritual más importante y poderosamente grande que se le ha concedido a la Iglesia en los tiempos de Cristo: La gran Comisión evangélica que se encuentra en Mateo 16:17-18. Este es un asunto, clave, importante y decisivo, para identificar a la Iglesia del Señor de los últimos días: “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos, pondrán sus manos y sanarán (Marcos 16:17-18). De cierto, de cierto, os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también, y aún mayores hará, porque yo voy al Padre (Juan 14:12). 

Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidieres en mi nombre, yo lo haré. Si me amáis, guardad mis mandamientos (Juan 14:13-15). Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros; pedid todo lo que queráis y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto y seáis así mis discípulos (Juan 15:7-8).

La gran comisión evangélica viene acompañada de una espectacular promesa: sobre los enfermos, pondrán sus manos y sanarán. “Cosas más grandes que las que yo hago, ustedes harán”- dijo Cristo.

¿Dónde están esas cosas milagrosas tan grandes que se supone que hiciera la Iglesia cristiana? ¿Qué milagros vemos en la Iglesia hoy? Me dijo un Pastor: “Los milagros de hoy es ver a los pecadores arrepentirse”; es cierto, porque en los tiempos de Cristo, también lo era. El milagro de un pecador arrepentido es un gran ejemplo de conversión, pero no de sanidad física, como lo es cuando se trata de un enfermo de cáncer, de diabetes, de parálisis o de una enfermedad crónica incapacitante. Así lo estudiamos en el último milagro de Jesús a través de la aplicación de los elementos  de la tierra, mezclados con la palabra y la fe del enfermo, es algo diferente. (Véase a drnormans.blog:  La Teología de la Salud  para entender este ultimo milagro).

Jesús esperaba que la Iglesia Apostólica siguiera sus pasos, sus enseñanzas y principios de vida.  Él le enseñó a los discípulos y los invistió con el poder del Espíritu Santo para sanar enfermos, sacar demonios, y convertir pecadores, pero el don de sanidad es la punta de lanza del Evangelio de Cristo. El testimonio de Jesús fue: “Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio” (Mateo 11:5). La revolución que levantó Jesús en su tiempo no se ha visto jamás en toda la historia del mundo, porque la Iglesia Apostólica Cristiana no ejerció el Ministerio de Jesucristo de la manera en que él le enseñó a sus discípulos.  Los comisionó para que siguieran impartiéndole su poder, con la compañía del Espíritu Santo, que los guiaría a toda verdad.

La Iglesia Cristiana instituyó los hospitales, para compensar su gran falla de no poder curar a los enfermos y puso su fe en los médicos y en los fármacos tóxicos modernos, porque rechazó las leyes de la naturaleza, las leyes y mandamientos del Creador, y la gran comisión evangélica. Esa acción, en contra de la voluntad Divina, la ha llevado al lugar donde se encuentra hoy. 

La iglesia se ha unido al mundo secular y ha fomentado los hospitales y las drogas tóxicas que no son capaces de curar ninguna de las enfermedades que sufre la gente. Lo único que puede convencer de este sistema o el único atractivo es que de vez en cuando algunos de los que entran a los hospitales salen vivos y otros, se van recuperando en sus hogares, dando la impresión de que curan a los enfermos. Pero realmente no es así. Mediante las tretas engañosas de las drogas, le alivian el dolor y alucinan que se están curando, hasta que la naturaleza, con gran esfuerzo se sobrepone a la droga y se produce el proceso curativo natural innato del cuerpo.

Hace 200 años, a estos tratamientos se les hubiera llamado hechicerías, o encantamientos, por tratarse con sustancias o drogas alucinantes que alivian temporalmente el dolor (ver Gálatas 5:20, Apocalipsis 18:23). En estos textos se utiliza hechicería o hechiceros, palabra del griego, pharmakeia ,que significa “práctica del farmacéutico”, que se basa en  pharmakon, que significa droga, del latín medieval, luego francés antiguo,  farmacie, que se traduce eventualmente al inglés pharmacy y al español,  farmacia. Este es el mismo término moderno que se usa para farmacéutica o farmacología y que identifica al mundo de las drogas que se usan en la medicina moderna convencional. Estas son las recetadas por médicos y que se utilizan en todos los hospitales para ocultar los síntomas, sin curar ninguna enfermedad.

De las drogas mas utilizadas con efectos secundarios y terciarios adictivos, se pueden mencionar: las anfetaminas, metanfetaminas, barbitúricos, estupefacientes, y opiáceos. Dentro de las drogas depresoras, consideradas así porque “deprimen” el sistema nervioso central se incluyen el alcohol, los opiáceos, la heroína, la morfina, la metadona, tranquilizantes, ansiolíticos e hipnóticos. Estas drogas además de entorpecer la conciencia disminuyen las capacidades cognitivas y también fisiológicas como la respiración y el ritmo cardíaco.

Según el diccionario, el término droga, se refiere a toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce de algún modo, una alteración del funcionamiento natural de nuestro cuerpo, y por su composición química, puede causar dependencia física y psicológica, así como puede cambiar el funcionamiento normal del cuerpo y de la mente. Al estudiar el funcionamiento farmacológico de toda droga existente, nos convencemos de que son sustancias que no deben ser utilizadas por ningún cristiano que valore su cuerpo como templo del Espíritu Santo Divino. La raíz griega para este tipo de sustancias es, como señalamos, pharmakeia, y su uso o aplicación en el sustantivo bíblico es igual a magia y hechicería (Apocalipsis. 9:21. y 18:23).

Estos términos, aunque antiguos y muy usados en la Biblia, solo aparecen tres veces en el Nuevo Testamento, y su aplicación, es al uso de drogas. En el contexto de Babilonia, ese poder pagano que trae confusión, podemos ver como ha desviado de la verdad al mundo cristiano por medio de la falsa religión, el gobierno humano, y la falsa medicina. Estos 3 poderes unidos (Apocalipsis 16:13-14), han dominado la mente y la voluntad humana para condicionarlos a seguir los dictados de médicos, de políticos, y de líderes religiosos paganos y convencerlos de que hay que establecer un nuevo orden mundial donde haya un solo gobierno universal, una sola moneda, una sola religión, y un solo comercio, para dominar a todos y convertir la humanidad en esclavos inconscientes e incondicionales de un sistema dominado electrónicamente por ondas de comunicación que les dicta lo que tienen que pensar, hacer y cómo actuar.  

Para lograr ese propósito globalista, es necesario imponer una marca receptora en cada ser humano (Apocalipsis 13), para que responda a su llamado personal y al reclamo colectivo cada vez que el sistema necesite comunicar un mensaje de parte del poder gubernamental. Mediante un cambio o edición en el genoma humano, la Organización Mundial de la Salud (OMS), trabaja diligentemente para producir el cambio mediante la inyección de mensajeros de RNA que son llevados al mismo genoma por translocación de unos genes específicos, a través de los cuales envían la señal al cerebro. Estos “3 espíritus inmundos a manera de ranas”, son los que reúnen a los gobiernos de la tierra y logran, que el mundo entero se unifique en el nuevo gobierno universal mediante la marca impuesta. 

Otra vez, y por medio de las redes nano celulares, dominan cada célula del cuerpo, que responderá de acuerdo con la señal que reciba como si fuera la propia conciencia del individuo. Al mandato colectivo de una señal inductiva, todos los seres que tengan el genoma preparado recibirán la misma señal y actuarán en conjunto para llevar a cabo las órdenes recibidas por medio de las ondas celulares que actuarán de acuerdo con los dictados de una conciencia manipulada.

La nueva era de la globalización traerá una esclavitud aceptada y servil que convertirá a todo el que esté apto para trabajar en un esclavo del sistema. Muy parecido a lo que ocurrió en Egipto cuando el Faraón le impuso cargas al pueblo hebreo que eran humanamente abrumadoras e insoportables. Esta vez, la esclavitud será un estado emocional, aceptado y defendido por los mismos esclavos que no desearán cambiarlo debido a que estarán convencidos de que es lo mejor que puede haberles ocurrido. Los que no estén aptos para trabajar serán puestos a dormir mediante fármacos mortales, a través de este tipo de eutanasia.  

El sistema está tratando de inocular a la humanidad con genes pre-programados que intervengan con el genoma y les sirvan de receptores. El método es altamente eficaz y ha sido probado tanto en animales como en seres humanos que cuando son inoculados, responden a la señal que les induce a hacer cosas y las hacen. El método utilizado es parecido a las mismas tecnologías que Dios estableció para identificar a cada individuo de su creación por su ADN.  Sabemos que en los millones de seres humanos que han existido en la historia del mundo, no se repiten dos iguales ni en gemelos idénticos. Esa técnica divina implantada en el genoma humano ha sido copiada y está siendo intervenida en la gente que reciben la señal mediante una serie de inoculaciones que están diseñadas para cortar e interceptar un gen específico en nuestro genoma y cambiar la señal Divina del Espíritu de Dios en cada criatura, por señales celulares digitales. Para lograr este pharmakeus intervencional en algo tan íntimo y privado como es el genoma humano personal, la política hace uso de los 3 poderes de la tierra: El poder político, el poder religioso y el poder farmacológico de la medicina moderna, respaldados por todo el poder económico de las grandes industrias farmacéuticas que se benefician y se beneficiarán de los esclavos voluntarios que el sistema pondrá a su disposición de forma permanente y económica para seguir fabricando fármacos. 

El dinero ahorrado y el circulante actual, no valdrán nada cuando se imponga la nueva moneda universal, que será totalmente controlada por el gobierno y por la banca universal. Se trabajará 6 días a la semana, 10-12 horas diarias, y todos estarán felices por la inducción de felicidad electrónica que se irradiará desde las altas esferas de la política universal. La gente perderá la voluntad de protestar, y en cambio, obedecerán felizmente, como autómatas. Al menos, eso espera la Organización Mundial de la Salud, que elabora su plan fuertemente en todo el Mundo, educando, instruyendo y convenciendo a todos los gobiernos de la Tierra de los beneficios que la globalización ofrece a cada territorio o nación. A continuación, al final de este artículo, les ofrecemos la información de la OMS, donde se puede apreciar el propósito y la intención de esa agencia, con la excusa de que se ocupa de la salud universal, edita o altera el genoma humano para sus propósitos maquiavélicos. Podemos señalar sin lugar a equivocarnos, que estos 3 espíritus o poderes unidos en un fin y propósito, le impondrán al mundo su voluntad. Dice en Apocalipsis 16:14 al 16, los juntará para la batalla contra el Dios Todopoderoso, y los congregarán en el lugar que se llama Armagedón (verso 16). 

Esta acción de parte de los religiosos, los políticos y la medicina farmacéutica, provocará la entrada en la escena mundial del séptimo ángel que derramará su copa al aire. “ Y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: HECHO ESTÁ. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra”… Y toda isla huyó y los montes no fueron hallados” (Apocalipsis 16:17-21). Los hombres que queden vivos después de estos cataclismos blasfemarán el nombre de Dios cuando no puedan defenderse del granizo destructor que caerá sobre todos los que tomen la señal de la bestia de Apocalipsis 13.

Por lo que podemos vislumbrar de las profecías de Apocalipsis al respecto, la unión de estos 3 poderes: Religioso, Médico económico, y Político, traerá como consecuencia la ira de Dios sobre la tierra en forma de grandes cataclismos que afectará a todos los países unidos en ese nuevo orden mundial. Esta pretensión demoníaca, provocará que se derramen las 7 plagas postreras, qué como en Egipto, sirvieron para castigar a los que humillaron y subyugaron al pueblo de Dios. Esta vez, se trata de la Gran Babilonia mundial que se forma como consecuencia del nuevo orden mundial y que cae estrepitosamente (Apocalipsis 16-18:8). En un día, le vendrán sus plagas: Muerte, llanto y hambre, y será destruida con fuego. Los juicios de Dios son justos y verdaderos. Aquellos que tomen la señal de la bestia o de su imagen, estarán sellados para perdición y muerte eterna. ¡Los salvos seremos finalmente librados de la opresión!

NOTA: En el próximo artículo estaré incluyendo la información que provee los remedios bíblicos para los que no quieran sufrir de las plagas finales.

Referencia: La OMS publica nuevas recomendaciones sobre la edición del genoma humano en pro de la salud pública https://www.who.int/es/news/item/12-07-2021-who-issues-new-recommendations-on-human-genome-editing-for-the-advancement-of-public-health

13 comentarios sobre “¡EL FIN DE ESTA OPRESIÓN!

  1. Hermano, esa palabra me fue dada igualmente cuando busque refugio y dirección en este tiempo. Le felicito por su coraje, valentía y perseverancia en Cristo Jesús.

    Me gusta

  2. Dios los bendiga
    la informacion que ustedes presentan lamina por lamina sobre los estudios de diferentes fuentes cientificas, donde las podre obtener como supporting documents. Gracias, un abrazo en cristo

    Me gusta

  3. ¡Amén! El mundo y muchos cristianos no están viendo como van encajando las piezas para que se cumpla todo lo que el Señor dijo que iba a ocurrir a medida se acerque su llegada. Gracias por sus escritos y consejos de verdadera salud. Dios le bendiga.

    Me gusta

  4. Dr. Norman, saludos, todo aquel q menciona su nombre, yo le cuento mi testimonio, cuando lo conocí a principios de los 90, cuando usted tenía su oficina en Caguas.
    La medicina regular atiende el dolor, la natural sana lo q ocasiona el dolor, por tal razón los sistemas de salud quieren a la gente enferma y si no lo están, se encargan de enfermarlos.

    Me gusta

  5. Sr. Norman , no lo conozco personalmente pero siempre veo sus programas de TV . No sabía que habían personas de gran integridad . Mi esposa , mis hijos y yo somos los únicos no vacunados por convicción religiosa y científica..! Nuestra familia aunque somos unidos…! Tienden a señalar basado en lo que oyen en los medios ; principalmente en Jugando Pelota Dura..! Estamos con ustedes, siempre defenderé la verdad ..! He perdido negocios por ser íntegro ; pero de eso se trata no ser como las personas ignorantes y fanaticos ..! Siempre buscando el lucrarse no importa las vidas que mueran ..! Valores por el piso y olvidados …! Muy lamentable..! Estamos con usted ..! DLBM 🙏🙏🙏

    Angel L. Cintron (787)322-8941 Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  6. Dr Norman es un placer leer sus artículos esté en particular este muy interesante tengo esta pregunta en su ministerio de sanidad sustentada no hay un link donde pueda yo ver su servicio de la iglesia soy de California muchas gracias por todo lo que nos enseña Dios lo bendiga

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: