La Gran Caída de Babilonia

El Destino de las Iglesias Cristianas

Por: Dr. Norman González Chacón

Introducción

La mayoría de los cristianos que se encuentran participando de los cultos que se ofrecen en las siete denominaciones que a sí mismas, se llaman “cristianas”, no se han percatado, ni les será fácil hacerlo, del gran engaño en que participan. Creyendo que por llamarse cristianas, están participando del pueblo de Dios, muchos nunca se percatarán del gran engaño al que han sido inducidos por estas denominaciones, cuya identidad como “cristianas”, está asociada a una gran confusión de doctrinas falsas creadas por ellas mismas.  Una de estas doctrinas surge como una tendencia general  que ellas mismas fomentan para asociarse a médicos y hospitales. Tanto la medicina moderna como las iglesias, han usurpado el poder sanador de Cristo sobre toda clase de enfermos y enfermedades, y han sustituido una cosa por la otra. Esta triste y desgraciada situación, coloca a muchos, cuya fe en el evangelio de Cristo les insta a congregarse en esas iglesias, en una encrucijada de fe que no les permite apreciar la diferencia entre lo que la iglesia cristiana practica y el verdadero evangelio de Cristo. En estos escritos hemos tratado de separar la paja del trigo y mostrar, de forma sencilla y comprensible para todos, que ese conglomerado de denominaciones “cristianas” que componen las siete iglesias de Apocalipsis, en su esencia, no son, ni pueden ser el pueblo de Dios de los últimos días, porque al asociarse a los hospitales, rechazaron el poder sanador que Cristo le entregó a los discipulos. Esa dicotomía entre lo que debe ser y es, la iglesia cristiana, establece una diferencia muy marcada, que en el último mensaje de la Biblia en Apocalipsis, define los extremos de lo que el Señor llama “su pueblo” y la gran confusión que desde el principio de la historia se denomina como “la Gran Babilonia, la madre de las fornicaciones y de las abominaciones de la tierra”.

En Apocalípsis se les Amonesta y se les Amenaza

En el llamado que Jesucristo le hace a las siete (7) iglesias aludidas en los primeros tres capítulos de la revelación, el Señor Jesucristo le manifiesta a sus siervos “las cosas que deben suceder presto” Y las declaró enviándolas por su ángel a Juan, su siervo y profeta (Apocalipsis 1:1). Esta revelación es más que otra cosa, una amonestación fuerte del ángel a estas siete iglesias, que más que iglesias, se convirtieron en siete grandes denominaciones corruptas que han tomado el nombre de “cristianas” para negociar con el mundo sus mercaderías y doctrinas falsas. El profeta Isaías se adelantó y profetizó sobre este tema en una pequeña pero muy significativa parábola que podemos citar como una alerta a tiempo, del origen de este gran conflicto: En el capítulo 4 de Isaías, se describe la intención de estas siete mujeres-iglesias, que representan a siete denominaciones que tomaron la decisión, por su propia cuenta, de adoptar el nombre de Cristo, solo para evitar el oprobio de permanecer solteras. A ellas sólo les interesa el nombre de “cristianas”, y no exigen ninguna otra cosa; con sólo el nombre de Cristo, tienen lo que necesitan para negociar y mercadearse: “Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas, solamente sea llamado tu nombre sobre nosotrasquita nuestro oprobio”. Estas siete (7) iglesias o mujeres de la parábola profética de Isaías 4:1, se visten de su propia justicia, se procuran su propia comida, y no necesitan que el Señor las atienda, las sostenga, ni les provea ninguna cosa, porque ellas sólo requieren de su nombre para negociar y ser exitosas en el mundo por sí mismas.

La Teología las Apoya en sus Errores

Muy pocos exégetas o teólogos se atreven a descubrir la revelación de esta parábola profética que anticipa el verdadero carácter y personalidad de esas siete mujeres (iglesias o denominaciones), que representan al cristianismo de hoy ante el mundo. Ellas crearon sus propias doctrinas, y se vistieron de su propia “ropa” de justicia. También confeccionaron el menú de su alimentación de acuerdo a su propio criterio. Para eso, crearon sus propias doctrinas y abolieron las leyes y mandamientos de Dios con respecto a estatutos tan importantes como la alimentación recomendada por la Biblia, que prevenía las enfermedades en el pueblo de Dios. Con toda malicia y alevosía, ignoraron sus promesas que fueron dadas para la salud de las naciones, tanto en el antiguo como en el nuevo testamento. (Véase Génesis 1:29, Éxodo 15:26, Levítico7:26 y 17:10-16, Mateo 4:23-24,  8:7, 8:16,10:8,11:5, 12:15-22, Marcos 16:15-18, y Juan 14:12).

Sustituyeron el Poder del Maestro

Para compensar la pérdida del poder de curar a los enfermos, que era parte de la gran comisión evangélica que fue encomendada por Cristo a sus discipulos, adoptaron médicos y hospitales para supuestamente curar a los enfermos. Al rechazar el mayor de los dones del Espíritu Santo, que es el don de curar a los enfermos, esas iglesias se alejaron de la fuente del poder curativo genuino y del éxito que Jesús y los discípulos tuvieron en sanar enfermos, echar fuera demonios, sacar serpientes (Marcos 16:15). “Sólo dános tu nombre, quita nuestro oprobio”(Isaías 4:1). Únicamente les interesaba el nombre de Cristo para sentirse en control, pero al vestirse de su propia justicia, no se percataron de la gran pérdida del poder que les fue retirado al rechazar los principios de vida establecidos en La Palabra desde el Edén. 

El Espíritu les Reclama

En el Apocalipsis, el Señor les reclama a esas siete iglesias, todos los dones que perdieron como consecuencia de sus actos y de las asociaciones que hicieron con entidades paganas. Una reclamación que el ángel le repite a varias de esas iglesias, es que le enseñaron a los hijos de la iglesia a comer comida sacrificada a los ídolos de su tiempo (cap. 2:14-20). Al transportar esos mensajes a las iglesias de hoy día, vemos cómo se cumple cada acto de desobediencia en los hijos de los cristianos que sufren las mismas enfermedades que está sufriendo el resto del mundo. Vean cómo en una pequeña parábola de un solo texto, el Señor pinta con gran exactitud y precisión, las características, defectos y tendencias, de lo que siglos mas tarde, fue el rumbo de estas siete iglesias a las que se dirige el último mensaje de amonestación en el fin del tiempo de gracia. 

Para los entendidos, el mensaje del último libro que se añade a las escrituras, a menos de un siglo despues de la ascensión gloriosa del Señor, es una fuerte amonestación a esas siete iglesias, que se establecieron en el continente asiático para supuestamente llevar a cabo la gran comisión evangélica que Jesucristo le entregó a sus discípulos (Hechos 7:49-60).

No habiendo recibido una respuesta positiva de arrepentimiento y de cambio, de parte de esas iglesias, el ángel designado procede a derramar sobre los hombres que tomaron la señal de esa confusión, que crearon esas iglesias, a raíz de la supuesta reforma protestante, todas las plagas y enfermedades existentes. Es la historia, está escrita, y por esa razón, la gran caída de esa Babilonia de confusión y desobediencia, viene acompañada de todo tipo de plagas y enfermedades incurables. Son enfermedades directamente relacionadas a la violación de las leyes de vida, salud y alimentación que fueron dadas por Dios desde el Edén y que las iglesias abolieron. 

Esas iglesias que decidieron adoptar su propia alimentación, en contra de los preceptos bíblicos establecidos desde el principio, y en conformidad con el resto del mundo. Aunque la alimentación particular del pueblo de Dios fue parte del estilo de vida de los israelitas y judíos de todas las épocas, las iglesias cristianas abandonaron las recomendaciones divinas en cuanto a la alimentación, basándose erróneamente, en la visión de Pedro de Hechos 10, que no se refiere a nada que tenga que ver con comida. Pero, forzando su propósito, y creando sus propias doctrinas, la aplican fuera del contexto para aseverar que Dios limpió todos los animales y que se pueden comer. En un principio, Pedro resistió la visión (Hechos 10:28-35),  pero muy pronto se dio cuenta de que no se refería a que debía comer de esos animales, sino que había que llevar el mensaje a hombres y mujeres de todas las naciones. La iglesia cristiana, basándose en esa visión, ha hecho una teología propia y extraña para justificar la alimentación a base de la carne y la sangre de animales, limpios o inmundos. Basándose únicamente en esa visión que nada tenía que ver con alimentación o comida, y así lo hace saber el apostol Pedro, cuando comprende que a ningún hombre llame común o inmudo sino que el mensaje tenía que ser llevado a todas las naciones representadas en el lienzo (Hechos 10:34-35).

Al cambiar la alimentación original, la retribución natural de la ley de causa y efecto de Gálatas 6:7-18, entra en vigor y provoca las plagas señaladas que caen sobre todos los que violan los principios de vida establecidos por Dios mismo desde el Edén. Las iglesias y sus hijos, reciben la retribución natural que está señalada para los impíos en forma de todo tipo de enfermedades incurables. Esta maldición es consecuencia directa de la violación de las leyes de la salud, dadas desde el principio al pueblo de Dios. Son leyes dadas para tratar de reparar el daño que el pecado le causó a la humanidad, y que las iglesias abolieron para negociar con la salvación de la gente y hacerles fácil aceptar el evangelio en sus errores.  Adoptaron médicos y hospitales, a donde pudieran enviar a los enfermos, y de esa manera, se lavaron las manos y sustituyeron el poder sanador del Espíritu Santo, por algo tan ineficaz y poco seguro como lo es la medicina de las drogas tóxicas y de las cirugías innecesarias que mutilan los órganos afectados por la alimentación incorrecta, y enajenan la mente de la realidad de su condición.

Todo el problema de las enfermedades que sufren los cristianos, al igual que el resto del mundo, es la consecuencia natural directa de la violación criminal de las leyes de la salud, y ha sido la iglesia cristiana quién ha provocado la ira de Dios al respecto, enseñando a los hijos de la iglesia a comer la comida sacrificada a los ídolos modernos: el vientre y la satisfacción de su apetito pervertido. Vemos los establecimientos: restaurantes, carnicerías, supermercados, comida chatarra, frutas y vegetales híbridos, en su mayoría manipulados genéticamente, así como muchas otras mezclas de alimentos confeccionados con la carne de animales muertos (Apoc.22:14, y 20:3).

Sin la bendición de Dios y de espaldas a la verdad, la iglesia cristiana no tiene otra salida que no sea arrepentirse, volver atrás, y comenzar de nuevo aplicando todas las recomendaciones divinas que desde el Génesis, Dios ha dado para salvación de su pueblo y de sus hijos. El llamado del Apocalípsis es a lavarse los ojos con el colirio natural para que puedan ver su verdadera condición  y ceguera espiritual. 

Los miles de niños que mueren de cáncer y de otras enfermedades cada año, le serán reclamadas, como lo hace el ángel de Apocalipsis a las iglesias, a los padres mentirosos, a los pastores engañadores, y a los sacerdotes hipócritas (Apocalipsis 22). Padres que no han sabido tomar decisiones sabias para sus hijos, que han sido engañados por los pastores de las iglesias, por el gobierno y por los médicos que los vacunan.

Estamos ante una situación sumamente crítica. La iglesia cristiana no está apta para reconocer su gran responsabilidad sobre tantas almas que a diario sucumben a las enfermedades alimentarias y mueren en los hospitales bajo los efectos de drogas alucinantes tóxicas. Drogas que no tienen poder para curar y mucho menos para clarificar las mentes enajenadas por las mismas drogas. Vemos que en el capítulo 18:24 de Apocalipsis, allí en esas instituciones, “fue hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que mueren en la tierra”. Esos monstruos hospitalarios le ofrecen cama y comida a todos los que, cansados de luchar, sucumben a las enfermedades que la iglesia propaga con su actitud irresponsable y criminal. Bajo el efecto de las drogas alucinantes, mueren creyendo que se están curando.

Xxx La caída del imperio babilónico de esta etapa, que se puede resumir en 7 cabezas y 10 cuernos, es mucho más complejo de lo que parece a simple vista, ya que el ángel, la ve sentada sobre muchas aguas que representan grandes muchedumbres y gentes. Además, añade algo muy sutil y significativo que define su carácter: “Con ella han fornicado los reyes de la tierra, y los que mueren en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”. Al apóstol se le muestra a esta mujer embriagada de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús que cayeron en sus manos y fueron muertos o asesinados por ese sistema. El ángel me dijo: “¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos: Las siete cabezas son siete montes donde se sienta la mujer. Y son siete reyes. Los cincoson caídos, el uno es, el otro, aún no es. No ha venido, y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. Y la bestia que era y no es, es también el octavo y es de los siete, y va a la perdición (verso 12). Y los diez cuernos que has visto son diez reyes que aún no han recibido reino. Más tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia (verso 13). Estos tienen un consejo. Y darán su potencia y autoridad a la bestia. Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera y la harán desolada y desnuda. En este capítulo se repite Apocalipsis 10 sin muchos cambios: Vemos la bestia de siete cabezas y diez cuernos persiguiendo al pueblo de Dios. Este poder para perseguir y obligar es a través de un mandato ejecutivo del dirigente político a cargo del mismo. Sale del mundo institucional gubernamental, y lleva como fin doblegar las conciencias y someter a los que no quieren recibir las órdenes del Estado. Sabemos que las siete cabezas son las siete iglesias que reciben la fuerte amonestación del profeta, pero los cuernos, hasta que se muestren como poderes políticos, cívicos, militares o ya sea como entidades de salud, educación, u otras, se consideran poderes políticos, que se manifestarán apoyando posiciones religiosas (Apoc. 16:13-14). Salen de la iglesia y  manifiestan control político o fuerza civil o militar para obligar a imponer decretos inconstitucionales que violan la dignidad humana y los derechos individuales. No los podremos identificar hasta que por sí mismos se manifiesten, pero son divisiones religiosas dirigidas por hombres que manifiestan su conducta impía en ciertas doctrinas que no son bíblicas, pero que basadas en los textos mal interpretados, crean confusión y de eso se aprovechan para ejercer su liderazgo. Por eso salen de la boca del dragón y de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta. Esa ha sido la actuación de pastores, de ministros y sacerdotes, que basándose en esas ideas preconcebidas, arrastran tras sí discípulos. Son tres cuernos adicionales que representan esa iniciativa particular de esos dirigentes. No podemos olvidar que por la fuerza civil, se imponen dogmas de conciencia de esos dirigentes a la población que no conoce las profecías. Por eso, en términos de educación, alimentación, y salud, el pueblo de Dios, para ese tiempo debe haber salido de esa confusión, debe haber abandonado esas congregaciones que recibirán las plagas finales, y se debe de encontrar aislado en las montañas o lugares poco habitados, lejos del alcance de los edictos dictatoriales de los gobiernos. Según la definición de Apocalipsis 17:12, esos diez cuernos corresponden a diez reyes o dirigentes políticos que aún no han recibido reino, pero que tomarán poder por una hora con la bestia. El capítulo 17:16, declara que los diez traicionarán a la bestia y la harán desolada y desnuda. Esa gran ciudad, que tiene reino y dominio sobre los reyes de la tierra, es la gran Babilonia que se convierte en guarida de todo espíritu inmundo, habitación de demonios, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Si para ese tiempo, queda alguno de los hijos de Dios en ellas, no debe demorar en salir para que no reciba las plagas finales que les están designadas a esas instituciones.

Sabemos que para ese tiempo Babilonia está constituida por una poderosa unión de entidades sociales, públicas y privadas que se unen para formar una poderosa fuerza política-religiosa que tiene como elemento común de adoctrinamiento y presión, la educación, la salud, la alimentación humana en todos sus aspectos, y que al unir esos poderosas entidades sociales adquieren el control absoluto de la gente y de los gobiernos. La necesidad de alimentarse los une, y en su lucha por sobrevivir, no dudan en buscar protección bajo esa sombrilla peligrosa de la confusión babilónica. La unión de los médicos y de los hospitales con la educación del Estado, la alimentación de la gente mediante la manipulación genética de los alimentos, y las drogas farmacológicas, establecen un dominio absoluto de la voluntad humana que puede ser manejada a distancia mediante el miedo a sufrir enfermedades de no encontrar alimento, sufrir epidemias, llagas, plagas diferentes y enfermedades de todo tipo. Recordemos que a todos se impondrá una marca, y que nadie podrá comprar o vender si no tiene la señal de identificación de la bestia. La medicina moderna le sirve de medio y se reserva el derecho de tratar a cada cual de acuerdo al protocolo establecido de antemano y no deja oportunidad a la disidencia.

Es en el medio de ese caos general, que se produce la caída del sistema babilónico. Todos se echan la culpa unos a los otros y el consorcio se traiciona a sí mismo sin control alguno. Todos luchan por la supremacía, por el dominio político y por volver a dominar a ese monstruo de siete cabezas y diez cuernos. Esta caída afecta los más importantes aspectos de la sociedad y de los gobiernos que ven fracasar sus planes de controlar absolutamente a la humanidad. Por la lucha para decidir y la falta de recursos humanos y económicos, el consorcio se viene abajo y cae estrepitosamente. La escasez de drogas, la falta de médicos que se dan cuenta del engaño y se escapan del consorcio cuando se percatan de la verdad que el sistema guardó celosamente.  Todo abona a un fracaso universal, causado inicialmente por las mentiras que propagaron para crear la pandemia. Ya con la experiencia de la pandemia del Covid 19, muchos médicos y otros profesionales de la salud, están desertando de ese sistema y han salido huyendo de sus ciudades para ir a trabajar a otros lugares con mejores condiciones de trabajo y sin las presiones del Estado. El atropello contra los empleados del sistema de salud, personal de cuido del paciente, enfermeros, médicos, y tecnicos de sala, crea un ambiente negativo de trabajo que deja dolorosos cargos de conciencia en los profesionales de la salud, por la forma en qué se acostumbraba a tratar a los enfermos y que cambió a partir de la pandemia. Todos esos cambios en el trato, en la forma de manejar los enfermos antes y después de la pandemia, crean una gran desconfianza en el personal que se visualiza en el mismo lugar del enfermo. Si fueran ellos que cayeran en cama, se horrorizarían de los resultados y del trato institucional que sufrirían. Todo estos cambios que han surgido a raíz de la emergencia reciente, crea un ambiente de inseguridad y desasosiego en el empleado de la salud que prefiere abandonar el hospital y trabajar en cualquier otra cosa en que no tenga que revivir esas escenas tétricas que les ha tocado vivir en los hospitales. 

Todos esos cambios que vinieron con la pandemia y que han marcado una diferencia en el manejo de los enfermos en los hospitales, en la seguridad física del mismo, en la forma de manejar la enfermedad y en la dignidad humana violada. Según la profecía de Apocalipsis 18:11, esos “mercaderes de la tierra” lloran y se lamentan sobre aquella gran ciudad, porque nadie compra ya sus mercaderías o sus mentiras. Por esa razón, el personal de conciencia que fue entrenado para cuidar efectivamente a los enfermos, se siente traicionado en su conciencia con el trato que ahora se le da a esas víctimas, y se resienten. Por esa razón, cada día hay menos empleados de la salud dispuestos a trabajar en condiciones desventajosas, con sueldos buenos o malos, con horarios comprometidos y turnos seguidos. La falta de personal que cuida de los enfermos seguirá siendo un serio problema que enfrentarán los hospitales, y que causará una estrepitosa caída de esa Babilonia moderna. Aunque le tripliquen los sueldos, no querrán trabajar cuidando enfermos bajo las premisas comprometedoras de esa lucha sin razón. Por eso, en Apocalipsis 17:16, se vuelven contra la bestia y la traicionan. Esta traición es el resultado de las actuaciones mentirosas e hipócritas de la bestia que no guardan consistencia con sus propias actuaciones, y sus fieles empleados se sienten traicionados por ella.

Desde el capítulo 13 de Apocalipsis, podemos apreciar el poder de esta bestia grande y terrible que tiene siete cabezas y diez cuernos. No hay lugar a dudas que aquí se presenta un poder político religioso con diferentes características de su identidad que la hacen única y sobresaliente como un poder con garras que aplica todo el poder que los hombres le ofrecen en su presencia y que ella toma con autoridad y acuerdo para perseguir, engañar, desviar y finalmente destruir al pueblo de Dios (los opositores) de este último tiempo.

Es importante relacionar el poder representado por los siete cabezas y diez cuernos. Su repetición en el Apocalipsis desde el capítulo 13 hasta el 20, nos ayuda a comprender la verdadera importancia de esta poderosa entidad que comienza a gestarse y a manifestarse desde el siglo 18 y que toma como rehenes a las más importantes agencias sociales de cada década para llevar a cabo su obra siniestra. Es así como las siete cabezas se ponen en común acuerdo para crear hospitales, escuelas, universidades, laboratorios de experimentación agrícola, laboratorios de alimentos manipulados genéticamente, y otros, donde se convierten las propiedades medicinales de las plantas en drogas tóxicas, industrias farmacéuticas que transforman toda la creación de Dios en un caos químico que a su vez transforma la alimentación de la humanidad en una plaga mortal de cáncer que destruye una tercera  parte de los hombres moradores de la tierra (Apoc. 9:18-21). Desde 1863 y en adelante, se comenzó a adoctrinar a la gente desde las siete denominaciones que forman la bestia de siete cabezas y diez cuernos, para que la gente aceptara, como si viniera de Dios, la unión fornicaria de la medicina de las drogas y la iglesia denominada cristiana. En Apocalipsis 18:23, se identifica a los magnates de la tierra que en cada época histórica han contribuido a la amalgama de confusión que permea hoy y que hará que los diez cuernos se unan para perseguir a los santos de Dios. Para 1900 ya se estaban anticipando las escuelas de medicina, y se estaban acreditando muchas de ellas. 

Los Grandes Magnates de la Tierra

Uno de los magnates de la industria de alimentos, John Harvey Kellogg, elaboró el plan de estandarizar la educación médica y sacar de las escuelas existentes todo vestigio de las medicinas naturales y de los equipos de hidroterapia. En su lugar, se instalaron equipos de rayos X y otras formas de tratar a los enfermos con drogas tóxicas en vez de con plantas medicinales. Luego, el magnate del petróleo. John B. Rockefeller (1839 a 1937), fue el primer multimillonario de los Estados Unidos y un gran monopolista de origen, que llegó a controlar el 90% de la industria del petróleo en los Estados Unidos a través de su compañía petrolera Standard Oil, que luego la dividió para convertirlas en Chevron, Exxon, Mobil, etcétera (véase la historia industrial del petróleo).  Este magnate, introduce la industria de las drogas químicas como si fueran medicinas y monopoliza  la farmaceútica moderna bajo su administración.           

Otro magnate de la industria farmacéutica que pudo desarrollar la cibernética moderna para ponerla al alcance de los grandes intereses de ésta época, Bill Gates, fundó junto a Paul Allen, la compañía Microsoft. Este encabezó la lista de los cuatrocientos estadounidenses más ricos del mundo, según publicó recientemente la revista Forbes. Su relación con las grandes empresas farmacéuticas es parte de su gran enriquecimiento económico y su control monetario de más de 54,000 millones de dólares. Según su propia experiencia, ha renunciado a su participación en Microsoft para dedicarse a una filantropía extraña, desde donde trata de controlar la industria de los alimentos en todo el mundo para unos fines específicos que sólo ellos conocen. Estamos reproduciendo estas historias, según los historiadores de los medios los han descrito, pero quién mejor los identifica es el ángel de Apocalipsis, que los describe como los grandes mercaderes de la tierra que se han enriquecido con sus hechicerías o pharmakeias. Apocalipsis 18:23-24, añade el texto que en ella fue hallada la sangre de los profetas y de los santos y de todos los que han sido muertos o asesinados en la tierra.

Estos insignes mercaderes, han causado, y seguirán causando, tantas muertes, sufrimientos y dolores al pueblo de Dios, que su castigo será tan fuerte, como el daño que le hacen a inocentes. Almas que aún no habían hecho la decisión de su fe por la interferencia química de las drogas que enagenan el cerebro, pero que habían sido señaladas para salvarse. Las drogas que han tomado, no les permiten hacer decisiones tan importantes como lo son aquellas relativas a su salvación. Las hechicerías opharmakeias (drogas) les nublan el entendimiento de las cosas espirituales y reciben la retribución de su mala decisión. Todo el consorcio que compone la confusión babilónica, cae estrepitosamente bajo el conjunto de sus propias mentiras (Apoc.21:8), sus hechicerías, o drogas tóxicas; sus fornicaciones e idolatrías. Su destino y parte será en el lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Todas esas artimañas de la bestia que era y no es, es también el octavo y es de los siete y va a perdición, según Apocalipsis 17:11. Concurren en un consorcio que al formarse, maravillará al mundo viendo a la bestia que era y no es aunque es (verso 17:8). Este interesante acertijo que identifica el carácter inseguro de esta unión de poderes, está sentenciada a durar una hora profética (Apoc. 17:10). Una hora profética es relativamente un tiempo breve pero no definido por reloj o calendario, en el que tratan de ponerse de acuerdo las cabezas y los cuernos. Puede ser muy corto para unos y muy largo para los que sufren persecución. Pero apenas logran llegar a un acuerdo, se produce la división en la manera de actuar y competir, y no logran un acuerdo sólido y duradero. En una hora profética quedan nuevamente en separación y discordia. Ellos pelearán entre sí y se separán de nuevo, luego pelearán contra el Cordero y el Cordero los vencerá (17:14).

Esa hora profética provee un tiempo suficiente para que las cabezas y los cuernos se pongan de acuerdo y se proclamen en contra del Cordero. Es lo único que los va a unir en un fin común. Por la forma en qué se redacta el capítulo 17, se puede ver que la unión de las cabezas que dirigen y los cuernos que las representan son difíciles de ponerse en acuerdo mutuo, y así como los dedos de la estatua de Daniel 7, de hierro y barro cocido, no se unen fácilmente. Esta frágil amalgama de ideas y propósitos de esta gran bestia, no logra solidificar la unión de esos reinos, ni tan siquiera ponerlos de acuerdo por “una hora”. Cada cabeza se cree hábil para dirigir. Cada reino trata de dominar el acuerdo común que no se materializa por la disidencia de todos. Esa hora profética, el momento más difícil para el pueblo de Dios que ve esta bestia terrible conspirar para destruirlos, es el momento en que el Cordero interviene en medio de la lucha y los vence (Apoc. 17:1).

No debemos olvidar ni por un instante que las siete cabezas y diez cuernos constituyen una fuerza o poder social muy fuerte al que se unen en sucesión las diferentes agencias de los gobiernos, salud, educación, familia, servicios sociales, policías, bomberos, militares, y otras agencias concernidas que manipulan y controlan la opinión pública y a los cuales se les añaden los periodistas de los diferentes medios. Para los medios que intervienen, todo ese ejército de entidades públicas y privadas se unen contra el  ”enemigo” o pueblo de Dios que aún quede militante y visible sobre la tierra y que se oponga a los decretos. 

Desde esa perspectiva, todos los que esperaron a última hora para salir de Babilonia, que rechazaron tarde la confusión, y desean formar el remanente, tendrán que sufrir las amenazas, la presión pública y social, las dictaduras de los gobiernos en cuanto a educación y salud, las leyes y decretos de los gobernantes dictatoriales, de los sistemas de salud, y la presión de los jueces que representan la corrupta justicia de Babilonia. Tarde se darán cuenta que será tiempo de angustia cual nunca fue en toda la historia de la tierra. Muchos serán encarcelados y otros morirán en los hospitales. Por esa razón, el llamado del Espíritu es a salir de inmediato, ¡YA!, de esas iglesias en confusión, para formar el remanente  que estará refujiado y protegido por Dios en las montañas y lugares remotos esperando la venida gloriosa del Señor en su rescate.

El Final del Fin

Del capítulo 21 del Apocalipsis en adelante, podemos apreciar el cambio que se produce en el ambiente general de la tierra. Se presenta a la santa ciudad y la venida gloriosa de Jesús a su pueblo, que le espera triunfante. De ahí en adelante, los redimidos secan sus lágrimas y observan, cómo la gloria de Dios se acerca a la tierra. El séquito nupcial, la hueste de ángeles que acompañan al Salvador y la gran nube de testigos que representan los invitados a la fiesta de bodas. Allí nos encontraremos  todos los que hemos aceptado y hayamos creído este mensaje.

12 comentarios sobre “La Gran Caída de Babilonia

  1. Hola saludos. Tienen un canal de YouTube con los videos de la creación y otros videos que u o pueda compartir para que la gente sepa de la grandeza de Dios. Lo que ustedes explican de las vacunas y enfermedades.??

    Me gusta

  2. Le quiero comentar por este medio, que mi esposa es directora del departamento educación no se vacuno del covid mediante excepción religiosa que usted le expidió. Hace 2 semanas antes de comenzar las clases en la región de Bayamon tuvo una reunión, donde le indicaron a los directores que la excepción por religión para los que dicha excepción que vencía anualmente en relación a la vacunacion del covid que tienen que solicitar otra, pero no así a los empleados del departamento. Mi esposa cuestionó dicha aseveración y la enfermera le indico que era intrusiones del secretario y que dicha excepción sin embargo para las demás vacunacion por ley 25 no sería aceptada. Por lo que nos preocupa por nuestro nieto que tiene exención religiosa tendría que obtener otra para la vacuna de covid, pero la misma según el departamento no será aceptada para la otras vacunas que exige el departamento por la ley 25. Mi nieto tiene 7 años. Por lo que sé una ley no puede estar o violar un derecho constitucional

    Me gusta

    1. Es lamentable ver cmo hoy día la Iglesia q es el cuerpo d Cristo , soy parte de ella. Muchas están dormidas , ha declinado la Fe. Faltado la visión espiritual , discernimiento ect. No predican la verdadera doctrina Cristo céntrica , no predican de Apocalipsis , ni mucho menos de los evangelios sipnoticos, cartas Paulinas ni , ni del libro histórico de la iglesia ; Hechos de los apóstoles. Han perdido la fe del Médico por excelencia Dios .

      Me gusta

  3. Llevo años siguiéndolo pero ya me cansó su discurso apocalíptico. Todo el blog se basa en escribir lo negativo que está por venir. Es el mismo mensaje Protestante de siempre. Cada vez me convenzo que la Iglesia Católica, la fundada por el señor Jesucristo, es la que tiene la verdad. La iglesia fue totalmente infiltrada por masones y comunistas y la han tratado de destruir desde mucho tiempo. La doctrina de la iglesia católica es importantísima pero los líderes masones infiltrados son los responsables de la degeneración que vive la sociedad y la revolución sexual de los 60s. Usted parece ser otro baby boomer cristiano-hippie confundido y confundiendo a los creyentes.

    La iglesia católica siempre ha tenido los rituales más hermosos para alabar al señor a base de silencio y cantos gregorianos. Pero el comunismo destruyó todo eso con música pagana y sacerdotes protestando. La iglesia católica desde mucho tiempo creó las costumbres más hermosas, con sacraméntales y sacramentos bellos, oraciones que te conectan con el creador que dan paz y felicidad real. Pero 98% de los que actualmente se consideran católicos no entienden de que se trata. El que realmente esté despierto luchará por restaurar la iglesia de esa plaga que se infiltró. No lucharía para acabar de destruirla.

    Dr. Norman está confundido. Ya ni creo en el veganismo. La biblia si menciona claramente que hay animales que se pueden comer pero no su sangre. El hombre necesita ser primitivo, necesita ser masculino. El veganismo y la cultura degenerada tiene a toda una población de hombres totalmente afeminados. Todos se ven débiles, cuando el hombre masculino es el que construye y crea. Todo lo que pasa en esta sociedad moderna es un ataque a la masculinidad. Y las mujeres están rebeldes en gran parte porque no hay hombres. Todos se ven frágiles y actúan como mujeres. Si incluyendo a los Norman. Lo siento por decirlo pero es la verdad. Cuerpos y voces afeminadas en su totalidad. El ayuno es extremadamente importante pero la carne es vital. Ningún constructor, ebanista, atleta o cualquier profesional con tareas físicas demandantes pudiera aguantar una dieta vegana para consistentemente hacer su trabajo. Si te dice que si lo ha logrado está mintiendo.

    Me gusta

  4. En los días de pandemia me he alejado de la publicidad engañosa en los medios de comunicación y he reflexionado sobre la alimentación y lo que ingiero para mi cuerpo. Opte por sembrar y comprar en un mercado organico.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: