La Naturaleza Humana

Por: Dr. Norman González Chacón

Debemos tomar el tema de la naturaleza humana y discutir aspectos muy importantes en cuanto a la posición que debe tener el Cristiano ante la sobresaliente discusión que se ha ido suscitando en todos los sectores, sobre la igualdad de género, el feminismo, el machismo, y las cada vez más comunes tendencias transgéneros que ocurren en la sociedad, y  de las que la iglesia no es excepción. En Génesis 1:26-27, leemos que el Creador hizo al hombre y a la mujer a imagen y semejanza de Dios. Curiosamente, esta aseveración se repite 5 veces en dos textos, por lo que parece ser, que Dios no quiso dejar dudas en cuanto a la gran semejanza entre las criaturas y la familia celestial. “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”-“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó” “varón y hembra los creó.» (Gen. 1:26-27)

No entendemos la razón por la cual, la Iglesia cristiana ha sido tan leniente con esta declaración de la naturaleza y semejanza del hombre y de la mujer con la divinidad. Da la impresión de que los cristianos han desvirtuado a propósito la igualdad de género descartando la diversidad de sexo en la deidad, cuando está tan claramente expresada y repetida en los textos señalados. Si alguien debe defender y proteger esa relación de imagen y semejanza debe ser la Iglesia cristiana, sus miembros y sus pastores. A través de todo el texto de las escrituras, se deja ver la relación familiar de la deidad como modelo perfecto de la familia humana. La Iglesia no niega que hay un padre y un hijo, pero ignora, criminalmente, la existencia de la madre celestial, la compañera del padre y madre del hijo. Jesús le dijo a sus discípulos que: “Toda blasfemia les será perdonada a los hombres, menos la blasfemia contra el Espíritu Santo”. “No será perdonada ni en este siglo ni en el venidero.” (Mateo 12:31 y 32) 

A sabiendas, la Iglesia cristiana se ha condenado en la blasfemia contra el espíritu de la madre divina, ignorándo su importante desempeño en toda la obra creadora, redentora y evangélica. Ella ha sido la inspiración de las sagradas escrituras, la que intervino y le dio la oportunidad a Eva de quedar viva en el Edén cuando ésta comió de la fruta prohibida; La que sufrió la muerte cruel del mundo contra su hijo, y la que tuvo que abandonar la presencia del Padre, su compañero eterno, para venir a sostener a la Iglesia que la ignoró como mujer, en la ausencia de Cristo, después de su ascensión. Ella fue la que trajo el semen divino a esta tierra y lo depositó en el vientre de María, la madre terrenal de Jesús. Ella inspiró a los profetas y puso palabras en su boca, ella es la que ha inspirado este importante tema que aquí presentamos con su anuencia. Por esa razón, señaló Jesús,  que no les sería perdonado a los hombres la blasfemia contra el Espíritu Santo. Ni a los hampones ni a los más empedernidos criminales les gusta que le mencionen la madre y la blasfemen. No sabemos cómo será juzgada la Iglesia cristiana sobre este asunto tan contundente, que conlleva una acción criminal que no puede ser perdonada, ni en este siglo ni en el venidero. (Mateo 12:31-32)

Esa falta de la iglesia, ha sido la razón para que en la enseñanza bíblica de los homosexuales, se interprete que el hijo de Dios es fruto de una unión del Padre con otro varón, dando a entender que el Espíritu Santo es otro varón. Esa visión errada es culpa de la Iglesia y de los traductores que tradujeron mal la palabra “Parakletos” que es la que se refiere al Espíritu Santo. Esta palabra es de naturaleza femenina y se traduce correctamente del idioma original como “sacada del lado de él”. Así como Eva fue sacada del costado de Adán, La Espíritu Santa fue sacada del lado del padre para actuar como consoladora, protectora, inspiradora y cuidadora de los hijos de Dios en la última dispensación, que se le denomina: La dispensación del Espíritu Santo, y que terminará con el fuego divino, la santa shekinah, abrazando a la tierra y a los impíos con fuego de lo alto. 

Nota: El concepto de parakletos traducido como consolador, es correcto en relación con la labor consoladora de la Espíritu Santa, pero no así de correcta en su traducción literaria real. Recordemos que los monjes que hicieron las copias originales de la Biblia eran célibes que rechazaban la intervención de las mujeres en la política de todo lo que tenía que ver con la Iglesia. Ellos iniciaron el cambio y la Iglesia cristiana lo adoptó como bueno. El día del juicio, muchos se llevarán una gran sorpresa que Jesús les anticipa en Mateo 25 y que descarta a muchos que han perseverado en la Iglesia esperando una gran recompensa y que serán chasqueados y descartados. El rechazo de la Iglesia a la identidad de género de los componentes de la familia cristiana celestial ha dado lugar a que las mujeres pierdan la verdadera perspectiva de su rol como mujer en la tierra y en el seno de la familia, así como en la Iglesia y en la sociedad. Tratando de recuperar su papel real, la falta de reconocimiento general de su misión y propósito, ha provocado que las mujeres se den cuenta del discrimen que se ha cometido con ellas, que reaccionen, se levanten y reclamen la igualdad relativa con el varón, en contraste con muchos hombres, que animalizados con su aparente superioridad, abusan en todos los aspectos de la vida, de las mujeres. 

Esta situación, que ha causado la muerte de miles de mujeres y que ha provocado el maltrato personal , gubernamental y social contra las mujeres, como único puede ser reparado es cuando la Iglesia se arrepienta, se vista de justicia y unja sus ojos con el colirio de verdad para reconocer que estuvo ciega por mucho tiempo y no pudo ver que estaba desnuda y fuera de lugar en la sociedad.  (Apocalipsis 3:18) Porque de muy poco les vale a las feministas, luchar para que se reconozca la igualdad de la mujer ante el varón, y se promulguen leyes al respecto, si primero no se enseña a nivel de la escuela, de la comunidad y de las iglesias, el verdadero papel que debe desempeñar la mujer, en todas las fases de la sociedad, y de cómo merece ser tratada.  La falta de la verdadera educación cristiana en nuestra sociedad sobre estos temas tan importantes, es lo que ha provocado, junto a una alimentación animal, la animalización del hombre en su relacion con las mujeres, y del desarrollo de actitudes agresivas destempladas desde niños. 

LA ANIMALIZACION DEL HOMBRE

Según estudios realizados por George R. Knight y un gran grupo de estudiosos analistas de la conducta humana, La falta de la verdadera educación cristiana sobre estos temas tan importantes, es lo que  ha provocado la animalización del hombre en sus relaciones con el sexo opuesto y las actividades agresivas destempladas. 

Un importante punto con respecto a la naturaleza humana en la educación, es el animalismo del hombre. Muchos cristianos han estado confundidos de alguna manera sobre este punto. Algunos porque la educación sobre la revolución Darwiniana y Huxleliana han rechazado tajantemente la idea de que el hombre se pueda comportar como un animal. Otros, influenciados por los logros de la ciencia conductista y la relación causa-efecto aparente, en la ley natural de Dios, ven difícil creer que el hombre se comporte como un animal. Se cuestiona si el hombre es libre o está determinado. Estas son cuestiones esenciales que la Iglesia cristiana debe dilucidar claramente porque la ciencia moderna conductista y la educación general impactan en el control de la mente cuando se les enseña a los estudiantes, desde grados primarios, que existen tres reinos en la naturaleza: el vegetal, el mineral y el animal. Esa premisa, que es un hito científico aceptado, pone al ser humano, al hombre y a la mujer, en el lugar de los animales. 

Eso parece ser correcto si lo vemos desde la perspectiva científica. Pero cuando lo analizamos desde la perspectiva divina y de la ciencia natural de Dios, tenemos un cuadro que es completamente diferente:  La orientación bíblica de la naturaleza humana a la imagen y semejanza del Creador, establece una perspectiva diferente;  Cuando vemos cómo esto cambia las cosas y leemos que Dios puso los animales bajo la responsabilidad y cuidado del hombre, no para que se los comiera y se alimentara de ellos, sino para que no se salieran de su reino ni pasaran hambre o necesidad. En otras palabras, si la tierra era la finca especial de Dios, el hombre y la mujer tenían que ser los mayordomos. Mientras que el ser humano tiene raciocinio divino y libertad para decidir, los animales son entrenados y condicionados para cumplir con sus necesidades,  con el ambiente y con el hombre. 

Ahora bien, un hombre que haya estudiado en la escuela, o sea simplemente un lego que puede actuar de acuerdo a sus apetitos y pasiones, está funcionando a nivel animal. De hecho, la mayoría de los hombres viven la mayor parte del tiempo bajo sus tendencias animales. Por lo tanto, al igual que los animales, necesitan entrenamiento. Es necesario que el hombre y la mujer, reciban el entrenamiento necesario para modificar su conducta y actuar a la altura de seres superiores a los animales. 

Cuando un hombre, permite que sus instintos y pasiones dominen su vida, podemos decir que se está dejando controlar por el conductismo.   Este es un concepto moderno de la filosofía de la ciencia del comportamiento humano, que asume que los humanos son meros animales que aprenden de la misma manera que los otros animales. Tanto en las escuelas cristianas como en el mundo de la publicidad, el conductismo se ha arraigado como una herramienta para convencer a la gente de lo que sea beneficioso para el que lo administra. Las técnicas conductistas tienen un poder de convencimiento tan grande, que a los pocos minutos de que pasen un anuncio de pizza por la televisión, miles de negocios de este producto, están recibiendo pedidos para entregar, no importa la hora del día, de la noche, o de la madrugada. El concepto, que utiliza las técnicas conductistas, tiene un poder innegable en la conducta humana. En las agencias de gobierno, en la escuela, en la universidad, en la iglesia, y en toda actividad comercial, el control de la mente, a traves de las técnicas visuales, auditivas y presenciales, es la herramienta mas importante para modificar la conducta humana.

No fue por accidente ni casualidad que John B. Watson, reconocido fundador del conductismo, terminara su carrera de estudios a mitad de la vida, y se dedicara al mundo de la publicidad. Este es uno de los negocios mas exitosos y lucrativos de los Estados Unidos. Los publicistas saben jugar con los apetitos, los deseos y la vanidad del público y éste responde a las técnicas de publicidad que se aplican y compran infinidad de cosas que no necesitan y que nunca usarán. La conducta animal del ser humano, lo hace desear todo lo que se le ofrece, aunque su intelecto le diga que no lo necesita. Las tendencias animales, lo hacen actuar compulsivamente, mientras que las tendencias divinas lo hacen sobrio y controlado. Las tendencias modifican los genes conductuales cuando son instruidas y educadas en las ciencias de la salud divina. 

Uno de los elementos conductuales mas peligrosos son los que parten de una alimentación animal carnívora. Desde el principio de la historia, en Génesis, Dios instruyó al hombre para que no se alimentara de animales y mas adelante, ante la insistencia humana a comer carne, les instruyó para no consumir la sangre de éstos.

En el libro de Levítico 7:26-27 y 10:10-14, se registra lo que tiene que ver con la sangre y el el capítulo 11 está la lista de animales que podían consumir y la de los que no  debían comer. Pero el conductismo moderno, ha divinizado el consumo de carne con sangre y ha creado una necesidad biológica de consumirla, al extremo, que la gente  siente la necesidad de comer algún alimento animal o derivado en cada comida, el conductismo ha creado necesidades que hasta no hace mucho, eran inexistentes o muy raras. La ciencia moderna tiene mas fé en sus postulados, que los cristianos en Dios; aunque tales ideas no hayan sido probadas fuera de toda duda.

La ley natural, creada por Dios antes de la creación de la tierra, tiene sus bases conceptuales en el bienestar, en la salud y en la felicidad de las criaturas. Aunque el pecado cambió la faz de la tierra, el carácter de todas las criaturas y la relación íntima del Señor con sus hijos, sus leyes siguen vigentes como estandartes de la palabra de Dios que no cambia ni se muda. Cuando alguien, para probar la eficacia de la Palabra, decide acojerse a los beneficios de la ley, de inmediato percibe los beneficios de la misma; Sin embargo, ¿Cuántos enfermos hay simultaneamente en el mundo? Para esos, el conductismo no tiene alternativa. La ley es mas pesada que la enfermedad, el dolor y el sufrimiento, mientras que para los que la obedecen, es una liberación feliz del dolor y de la incapacidad. 

Los medios de comunicación están llenos de propaganda conductivista que promociona todo tipo de cosas. Para cada cual, hay una oferta tentadora, una aventura de posesión que ciega el entendimiento y la razón de quien es tentado.

La oferta de comida es formidablemente grande y tentadora como para evitar resistirla. Es más fácil caer en esa agradable tentación, que resistirse y estar sano.

Los cristianos y el resto del mundo sufren de las mismas enfermedades y sucumben a las mismas causas: Lo que comen a diario. 

LAS DOS GENÉTICAS

La genética de Adan y la genética de Caín que estan en nuestro genoma, combaten en nuestra mente por cada decisión que nos toca hacer. Los genes malignos se alimentan y se sostienen de la carne y de la sangre que en ella hay. Esos genes transmiten las enfermedades pór generaciones. Su poder seductor es conductual en la medida y proporción que consumimos los productos animales. En esa misma proporción, se incuban las enfermedades que sufrimos en el pasado, que estamos sufriendo, o que vamos a sufrir. Todo se resume a un “comer o no comer”.

2 comentarios sobre “La Naturaleza Humana

  1. Saludos! Me complace sobremanera su análisis sobre el Espíritu Santo y la Madre Divina, conocida también en otras corrientes espirituales como la Madre Cósmica. Estuve en la Iglesia Adventista cuando era adolecente… Allí se ignora y menosprecia la figura de Maria, la Madre de Jesus. Hoy puedo decir que Maria llevó a cabo una de las misiones más importantes de la historia: traer en su vientre al Salvador del Mundo.
    En cuanto a Oficiar un Servicio religioso… entiendo que ambos, hombre y mujer deben tener la misma relevancia. Aquello de que la mujer es inmunda debido a la menstruación, me hace recordar el libro de Números 5:1 y otros versículos de Levítico donde se habla de la inmundicia del hombre por su flujo de semen… En nuestras etapas reproductivas es común padecer de poluciones nocturnas. Entonces, el hombre tampoco estaría cualificado para Oficiar en el Altar de Dios…
    Gracias!!
    Carlos M.

    Me gusta

Responder a David nieves Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: