La Llave de David – Parte III

Por: Dr. Norman González Chacón

Jesucristo tiene la llave y solo espera por la proclamación del mensaje del misterio escondido para que se cumplan los mensajes en serie del tercero, cuarto, quinto y sexto ángeles de apocalípsis 14. Estos mensajes contienen el insumo de la caída de Babilonia, y la apertura de los eventos concluyentes que separan al pueblo de Dios del resto de la humanidad que se ha de perder. 

La puerta se cerrará y no habrá más oportunidad

2 Es el último llamado y la última oportunidad para los de descendencia judía aceptar el llamado pues para los gentiles aún queda un corto tiempo. (Apoc 14:15 y 11:2) Estos, que como señala el apóstol Pablo, Rom 11:17-24 fueron injertados en la rama original y que constituyen la grande muchedumbre frente al trono (Apoc 11:2, 7:9) fueron los que murieron sin conocer el mensaje, pero fueron fieles hasta la muerte al mensaje que sus pastores le presentaron. A estos, le es perdonada la deuda, pero no a los pastores que los instruyeron en el error. A esos que predicaron y bautizaron en el nombre de Cristo, pero invalidaron la ley y falsearon el derecho, el Señor les dirá: “Apartaos de mí, no os conozco” e irán al fuego eterno por sus actos en contra de las leyes de Dios.

3 Jesús les aclaró y sus palabras están escritas para la eternidad: “Hasta que perezcan el cielo y la tierra, ni una jota, ni una tilde perecerá de la ley” (también hizo claro: “No he venido a abrogar la ley ni los profetas, sino a cumplir”). (Mateo 5: 17-20)

4 No podemos entender como palabras de Cristo tan categóricas como esas, sean negadas por pastores que “supuestamente” predican el mensaje de la Biblia. Esa actitud es diametralmente opuesta a todo lo que el Señor enseñó en sus predicaciones personales mientras anduvo en esta tierra con sus discípulos. “No he venido a abrogar, sino a cumplir”. También le dijo a sus discípulos: “Si me amáis, guardad mis mandamientos (Juan 14:15) En todas las versiones y perversiones bíblicas dice lo mismo, aunque las palabras sean diferentes. Sin embargo, el mundo cristiano ha cambiado el concepto y ha enseñado al mundo que Cristo abolió la ley en la cruz.

5 Es claro, que en la cruz de Cristo terminaron las leyes de sacrificios de sangre porque la sangre de Cristo que era la realidad de los símbolos que por cuatro mil años se realizaron en nombre de la realidad que tenían ante sus ojos; “Que el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, hizo el sacrificio, rayendo la cédula de ritos y ceremonias que nos era contraria, que era contra nosotros, quitándola de en medio y enclavándola en la cruz” (Col: 2: 14-17). Se refiere a todo el ritual de sangre que ya no será más necesario derramar porque ya Cristo derramó la suya. Él es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

6 Eso no deroga las leyes naturales de vida y orden que se encuentran en los diez mandamientos y en las leyes naturales. Son leyes eternas diseñadas por Dios para la tierra, que existirán en la tierra nueva mientras el planeta exista. Aunque nadie las violará estarán vigentes siempre como parte de las leyes naturales que imperan en la naturaleza y en los seres creados para este mundo.

7 Las leyes de Dios, la paciencia divina y la paciencia de los santos constituyen la relación amistosa de Dios con los hombres en base a la obediencia. Si quitamos o invalidamos la ley en alguna forma, la obediencia no tiene sentido ni valor porque pierde la medida de su existencia. Por lo tanto, sin ley, todos perecerán: (Romanos 2: 12-16) “Porque todos los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán, y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados”. Todos los que niegan la ley para no tener que obedecerla, están destinados a perdición por ignorarla. Y todos los que conociéndola pecaron, por ella serán juzgados.

8 Nadie está exento del alcance de la ley en el reino de Dios. Su justicia alcanza todos los niveles de comprensión y la única excepción son los mentalmente incapacitados que por su naturaleza ya han sido juzgados y Dios no les exige más de lo que pueden dar.

9 Si las leyes, estatutos y mandamientos hubiesen sido abolidos por el sacrificio de Cristo en la cruz, entonces el Señor no le reconocería a la iglesia de Éfeso su trabajo y paciencia de Dios: “Aquí está la paciencia de los santos; Aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, (Apoc 14:12) y la fe de Jesús”. A la iglesia de Filadelfia que es la iglesia del tiempo del fin le dice: (Apoc 3:8) “Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación”. Guardar la palabra de la paciencia de Dios o la paciencia de los santos, es guardar los mandamientos de la ley. “Y ellos le han vencido por la sangre del cordero y por la palabra de su testimonio;” “Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. En Juan 14:15 Jesús le dice a sus discípulos: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” y en Juan 8:42 les dice: El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama: “El que guardare mi palabra, no verá muerte para siempre” (verso 51) y “El que guardare mi palabra no gustará muerte para siempre (v.52)

10 Hay sobrada evidencia en las palabras de Cristo y en la de los apóstoles para entender que la muerte de Cristo solo abolió las leyes de los rituales de sangre a través de los cuales se obtenía el perdón de los pecados. Ahora, ya habiendo Cristo donado toda su sangre a la humanidad, los ritos y ceremonias relacionados a los sacrificios quedan abolidos: “Rayendo la cédula de los ritos y ceremonias que nos era contraria, que era contra nosotros, quitándola de en medio y enclavándola en la cruz”. Los ritos y ceremonias del santuario del desierto, donde se originaron estos rituales que ya se venían practicando desde el principio, y que tomaron oficialidad en los eventos del santuario desde el atrio exterior hasta el lugar santísimo donde se encontraba el arca de la ley, se cumplieron en Cristo con su muerte en la cruz y de ahí en adelante, por fe en ese sacrificio vicario somos perdonados sin tener que estar derramando sangre de animales constantemente. Pero, ¿De qué cosas nos perdona? Porque si creemos que Cristo abolió todas las leyes, estatutos y preceptos, ¿sobre qué medida nos mediremos para saber que hemos pecado? Sino hay ley, no hay violación, y, por lo tanto, todos se salvarían porque no hay ley que nos mida nuestras faltas. La salvación universal es una de las tres doctrinas falsas que la iglesia (La Mujer) escondió en tres medidas de harina hasta que todo el mensaje quedó leudado (fermentado – adulterado).

11 Por lo tanto, la ley es el instrumento que nos señala el pecado. Es una insensatez de los pastores cristianos enseñarle a sus fieles que la ley fue abolida en la cruz cuando Cristo mismo dijo: “No he venido a abrogar la ley ni los profetas, sino a cumplir”. Y lo hizo más difícil aún: (Mateo 5: 27-48) Este capítulo termina con las palabras del mismo Señor: “Sed, pues vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”.

 12 Es un peligro no reconocer la ley, pero más peligroso es conocerla y no obedecerla, “Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Eclesiastés 12:14) Si la ley no existiera como creen muchos cristianos, ¿sobre qué base seriamos juzgados o acusados? El apóstol Pablo en carta a los Romanos hace un discurso completo de este tema en el capítulo 2 de la misma. En el texto 12 es contundente: “Porque todos  los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán”; Debemos leer ese capítulo completo y meditar en su profundo significado. No conozco pastores que prediquen ese tema sin adulterarlo para su beneficio. Pero está claro y terminante.

13 Las leyes de Dios son leyes naturales de vida y orden universales y rigen a raíz del pecado. Si no hubiéramos pecado, la única ley vigente sería no comer del árbol de la ciencia. Pero esa sola ley no descarta las miles de leyes que existen en la naturaleza, en el cosmos, en el planeta, en las ciencias, en las matemáticas, en las relaciones humanas y en la experiencia diaria de cada ser humano que existe. Esas leyes están en resguardo del orden universal para asegurar el buen funcionamiento de todo lo que existe sobre la tierra. El ser humano es la única criatura que ha violado, cambiado, adulterado y alterado en alguna forma las leyes naturales de vida.

14 Ese comportamiento, ha dado a lugar fenómenos naturales que son la consecuencia directa de la insensatez humana con respecto a las leyes divinas de la naturaleza. Por eso, existen tantas enfermedades, desastres, calamidades y sufrimientos en el mundo. Cada ley que es violada trae consecuencias funestas para todos.

15 Jesús enfocó este tema en la parábola del trigo y de la cizaña: “Un enemigo ha hecho esto” (Mateo 13:28) Anticipando el futuro, y asegurando lo pasado, el Maestro define todo lo que el enemigo hizo, hace y hará en el mundo, como consecuencia de su obra de iniquidad.

16 Después del diluvio, el mundo quedó desfigurado totalmente de lo que fue la creación original. Si hoy encontramos lugares bellos en la naturaleza, no son una sombra de lo que Dios hizo originalmente. Nada queda comparable a la extrema belleza y perfección de este mundo antes del pecado, y un poco menos antes del diluvio. Por más imaginación que pongamos en vislumbrar la perfección de la creación original, no tenemos elementos de comparación que nos ilustren la gran diferencia de una cosa con la otra. Siempre, por más imaginación que pongamos, nos quedaremos cortos ante la grandeza y majestuosidad de la creación original, y solo lo podremos ver, cuando Dios restaure la tierra nuevamente. Entonces veremos la realidad y podremos establecer una comparación.

17 Cada vez que se viola una ley, una sola de las 633 leyes que se detallan en el canon bíblico, y que son solo una parte de las miles de leyes que rigen el planeta, que mantienen el orden del universo, que le dan movimiento al átomo, a la molécula, al agua, al aire y a todos los elementos que la ciencia ha descubierto, ocurren cambios nefastos para la vida humana, animal y vegetal. Cuando se rompe el equilibrio de una ley con otra, ocurre caos y daño irreparable. Cada vez que un científico interviene en los procesos naturales de vida y orden del elemento que sea, se producen cambios negativos que siguen el patrón degenerativo de la naturaleza. Cuando se hibridan o manipulan las semillas, cuando se crea un bebé de probeta, cuando se adelanta un parto, cuando se siembra fuera de época, cuando se insemina artificialmente un vientre, una plantación o se interviene una célula madre, todo el universo sufre las consecuencias de esa violación.

18 Nunca, la intervención científica debe ir encaminada a cambiar los patrones originales de la creación porque cuando lo hace, se desequilibran muchos procesos naturales para siempre, y hay casos cuando nunca se recuperan. Ese ha sido el caso de las semillas que han sido intervenidas científicamente que hemos perdido su valor original y cada año son menos efectivas en alimentar al mundo, sin que causen enfermedades, desbalances y patologías permanentes. Hoy día no tenemos semillas originales de trigo, arroz, maíz, cebada, centeno, avena y muchos otros alimentos que no solo han perdido su valor nutritivo, sino que parte de su sabor natural original también. Estos elementos básicos de la alimentación junto a frutas y vegetales de todo tipo que han sido intervenidos por la mano humana y las estaciones agrícolas experimentales no son bien asimilados por nuestro sistema y causan enfermedades debido a que, para su crecimiento, necesitan de la fertilización química que es tóxica para el ser humano.

19 En un principio, Dios lo hizo todo perfecto y de gran eficiencia funcional, pero su enemigo que sembró la mala semilla no quiso que se viera la perfección de la obra divina. Intervino muy temprano y nadie pudo ver ni apreciar la grandeza, la belleza y la perfección de la tierra en su creación original. La tierra quedó estéril después del diluvio debido a que el suelo fértil que la cubría y alimentaba las plantas, fue a parar al fondo de los océanos. Lo que vemos, que a veces nos admiramos por la increíble belleza de algunos lugares en el mundo, no es ni una sombra de lo que fue creado por Dios en el principio. No obstante, es impresionante aun para nosotros ver la naturaleza crecer, los bosques, los lagos, el mar, los montes, los valles y los ríos que no se detienen de fluir. Todas las leyes naturales, orgánicas, físicas y morales han sufrido las violaciones colectivas de los seres humanos que habitamos el planeta en cada época y lugar.

20 Todo, tiene que ser rescatado y restaurado por Dios para que vuelva a ser como en el principio. Para eso, Dios tiene que volver a recrear la tierra a su estado original. Nada le sirve, solo la base del planeta. Dice el Señor en su palabra que “No quedará piedra sobre piedra que no sea destruido” La tierra “arderá” como un “horno” para purificarse, los elementos ardiendo serán deshechos” (2 Pedro 3: 10-13) El Señor tendrá que volver a hacer la tierra como en un principio. Todos los salvados tendrán el privilegio de ver esa obra original, salir perfecta de las manos de su Creador.

21 Las mismas leyes que el hombre ha descartado y las mujeres han mancillado, volverán a brillar en el santuario, y nadie jamás las volverá a cuestionar y mucho menos a intentar vulnerarlas. Al contrario, cada cual será custodio de todo lo creado y protegeremos la creación perfecta con el mismo amor que profesamos a su Creador y Hacedor.

22 La gente ahorra dinero y hace grandes sacrificios para viajar y ver otras partes del mundo. A veces, lo que se nos muestra en las excursiones es sólo una parte de la realidad de esos países que se visitan. Pero nos gusta viajar y ver cosas diferentes a las acostumbradas.

23 Les aseguro: No hay mayor sacrificio con más grande recompensa que volver a ver este mundo renovado en perfección por la mano poderosa del Maestro arquitecto que la hizo originalmente perfecta. “Todo es relativo a todo, y la perfección no es excepción”. Vale la pena cualquier sacrificio para viajar al futuro y ver: “cosa que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9).

24 Leyendo este texto y analizando el contexto general del tema, me sospecho que en los seis mil años en que la tierra ha estado bajo el dominio de Satanás, el Señor ha visto muchas cosas que él puede mejorar para sorprendernos con la nueva creación de la tierra, con el nacimiento de los niños en el nuevo paraíso, con los mares, los lagos y los ríos que correrán la tierra y la refrescarán: con el ambiente y la temperatura, con las frutas y los vegetales exquisitos que se darán, con la transportación nunca vista que se dispondrá, y con la recreación del hombre con su creador que será una experiencia única y sublime.

25 Es lastimoso y muy preocupante, que ninguna de las 7 iglesias denominacionales de este tiempo esté predicando el mensaje que corresponde a esta etapa profética. Lo que predican tiene por lo menos, varios siglos de atraso con respecto al tiempo y a las circunstancias, el mensaje del reino para esta hora se ignora o se desconoce.

26 El propósito del Señor al darle el último mensaje a las iglesias es para que el pueblo de Dios no se turbe viendo los acontecimientos finales de la historia del mundo y que sepa ubicarse en su lugar y actuar a tiempo para salir de Babilonia y no tomar la señal de la bestia.

27 Por años, las iglesias cristianas han interpretado mal los símbolos del Apocalipsis, mezclando lo literal con lo simbólico sin tener ni entender un método interpretativo correcto. Si no han descubierto el mensaje oculto de las parábolas de Jesús, no pueden entender el verdadero mensaje de Apocalipsis.

28 Por ejemplo, voy a interpretar el fragmento del capítulo 9 de Apocalipsis para que tengan una idea de lo que hablo: “Y el quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo en la tierra; y le fue dada la llave del pozo del abismo”. Ya a la iglesia de Filadelfia (Apoc 3:7) se le había dado la llave de David que abre los misterios escondidos para ser revelados. En contraste, a esta estrella que es Satanás se le permite la llave del pozo del abismo. Jesús en Lucas 10:18 les dice a los discípulos: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Debemos entender el contexto primero: Satanás había sido detenido y arrestado después de la resurrección de Cristo y amarrado con cadenas circunstanciales a la puerta del atrio del santuario celestial. Allí estaría por mil años. Cuando se cumplieron los mil años, Satanás fue suelto y bajó a la tierra “como un rayo” para: “abrir el pozo del abismo”. El pozo del abismo al igual que la levadura de la parábola de Mateo 13, abre una serie de doctrinas y enseñanzas falsas que “oscurecieron” el sol que alumbraba a los cristianos y “subió humo del pozo” “como el humo de un gran horno”. Y esas doctrinas falsas creadas por Satanás mientras estaba preso en el atrio, afuera del santuario, dieron lugar a que del humo (de las doctrinas) salieran langostas sobre la tierra; y les fue dada potestad, (por Satanás) como tienen potestad los escorpiones de la tierra.

Nota: Estas langostas, que son unos insectos que acaban con las cosechas y que viajan en tan grandes cantidades que cubren el sol por donde pasan y crean una negra nube sobre la tierra y sobre las plantaciones que, al pasar, no queda ni una hoja verde en el sembrado.

29 Se sorprenderán ustedes al saber que esa plaga de langostas son una inmensa plaga de ministros, pastores y predicadores, y el humo del pozo son las doctrinas falsas que predican. Noten que se les da un poder como de los escorpiones de la tierra. O sea, que tienen la capacidad y el poder para seducir sus víctimas con las mandíbulas de la boca y con las colas le inyectan el mortal veneno de las doctrinas falsas del error, y los inhabilitan para salvarse. Con sus bocas los seducen y con las colas le inyectan el veneno mortal.

30 Pero, se les ordenó no hacer daño a la hierba de la tierra, ni a ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tienen la señal de Dios en sus frentes. Dice claramente el texto que no podían hacer daño a los señalados para salvación ni a ninguna persona que tuviera la verdad clara en su conciencia. Entiéndase que no le deben hacer daño a aquellos que tomaron la señal de Dios en sus frentes. Pero el resto de la población del mundo sucumbirá a ese veneno o doctrina de error que los pastores y predicadores le inyectarán a los que no estén claros en lo que creen.

31 Así es que, de acuerdo a las enseñanzas del Maestro en las parábolas, se puede entender el Apocalipsis y solo los entendidos, la hierba verde y los árboles frondosos de la tierra, lo entenderán.

32 Para no extender las explicaciones a todo el libro, solo voy a incluir las palabras clave con su definición para que los entendidos, puedan disfrutar de ese banquete espiritual que oculta el Apocalipsis. Noten que en el mismo verso que habla de la hierba de la tierra y de los árboles nos da la interpretación de que la hierba verde y los árboles son hombres señalados y resguardados para salvación (verso 4) que no han tomado la señal de la bestia ni de su imagen.

33 Por las características que se definen en el Apocalipsis, muchos intérpretes de este libro lo adjudican al poder papal que una vez dominó al mundo a través de los gobiernos políticos. Por lo tanto, se adjudica como un poder político religioso, que persiguió a la iglesia cristiana en los primeros siglos de esta era hasta que la iglesia huyó al desierto. Se refiere al proceso que siguió al descubrimiento de América desierta que le da paso y libertad a la iglesia cristiana para establecerse en este continente y proclamar la libertad de culto.

34 Ni la bestia ni su imagen son un poder religioso únicamente. La bestia es Satanás y este utiliza los poderes religiosos, militares, médicos, civiles, educativos, mediáticos, cibernéticos, judiciales y políticos para llevar a cabo su obra perseguidora contra los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús. Ese poder grande, Satanás, es el dragón o bestia de Apocalipsis 13 y 17 la imagen son esos 7 poderosos poderes civiles que se unen en su esfuerzo de erradicar y callar las voces disidentes del pueblo de Dios. La Bestia los dirige y al unirse los otros 7 al poder inicial que toma el comando, los otros se constituyen en la imagen de la bestia.

35 Hay que considerar que los acontecimientos en el mundo ocurren de manera inesperada para muchos: Los terremotos, huracanes, epidemias y pandemias, guerras, accidentes de todo tipo y calamidades diversas que nadie espera, sino los escogidos que saben que toda debacle está profetizada para indistintamente de su naturaleza, destruir a una tercera parte de los hombres que han tomado la señal de la bestia o de su imagen. Esto es, que se han unido en conciencia a estas organizaciones.

36 No nos podemos restringir únicamente a señalar al poder religioso como líder de este movimiento agresor porque la persecución puede prevenir inicialmente de cualquiera de ellos y los otros se le unen fortaleciéndolo.

37 También puede provenir del sistema médico y de salubridad intentando controlar la población con vacunas y tratamientos químicos que los escogidos rechazan porque contienen elementos tóxicos dañinos, efectos secundarios, sangre de animales inmundos, de fetos abortados, de placentas animales y/o humanas y de substancias químicas adictivas, que de una u otra manera, pueden hacer daño al cuerpo humano. Los cristianos verdaderos cuidan su cuerpo como templo del Espíritu Santo y no aceptan ninguna imposición de esa naturaleza y por eso, pueden ser discriminados y perseguidos al extremo, que no les permitan “comprar ni vender” sino tienen la señal o el I.D. que los identifica.

38 Cuando por asuntos de salud, o de seguridad nacional, o conveniencia gubernamental se limitan los derechos civiles de algunos ciudadanos en beneficio de otros, la falla es de las democracias que no respetan los derechos de las minorías. Eso puede ocurrir en pandemias, guerras y amenazas de guerra, en situaciones de desastres nacionales, invasiones o actos de sabotaje.

39 No importa la situación que se presente, los derechos de conciencia no se pueden ceder ni en un ápice y los cristianos verdaderos no ceden ni en sus creencias ni en sus derechos.

40 En el contexto de las iglesias, debemos destacar algunas detalles que son importantes en la dinámica profética del Apocalipsis. Uno de éstos, que se puede apreciar a simple vista sin ejercer el método interpretativo del Maestro, es la diferencia en los reclamos y amenazas que el Ángel le hace a cada una de las iglesias.

41 Debemos tener claro que a todas las iglesias le reconoce sus defectos y faltas, así como sus buenas obras, sus cualidades y sus buenos oficios. Las únicas excepciones son las iglesias modernas de Filadelfia y Laodicea. A Filadelfia no le reclama nada y en cambio, le reconoce sus obras y le muestra la puerta abierta que abre con la llave. Esa es la iglesia que cierra el tiempo profético porque cumple con el importante asunto de que “guarda la palabra”, lo que significa que vive en armonía con las leyes divinas.

42 A la iglesia de Laodicea, en cambio, no le reconoce ninguna buena obra, y como colectividad, no presenta ningún atractivo que realmente indique su afinidad con el Maestro. Esta iglesia es la única que no pasa el escrutinio, se cuelga en la escuela del Señor, no da el grado para recibir el consejo divino y solo exhorta a los pocos justos que puedan haber en ella, que salgan de inmediato para evitar el gran castigo que le espera.

43 A esta iglesia del último tiempo, el Señor la llama al arrepentimiento, le indica las cosas que tiene que hacer:

1. comprar oro purificado en fuego

2. vestirse de pureza

3. ungir sus ojos con el colirio natural

4. acudir a la puerta en Filadelfia

5. oír la voz del Señor para cerrar con él

44 La puerta abierta que nadie puede cerrar conduce al trono de Dios y solo se ofrece a los que venzan. El capítulo 4 describe lo que hay cuando se pasa el umbral de esa puerta cuando aún no se ha cerrado. Este asunto de la puerta abierta ha sido un motivo de gran discusión entre las diferentes fases de la teología. Sin embargo, es claro que el apóstol Juan vio lo que había puerta adentro y lo va describiendo desde el capítulo 4 en adelante. Todo el resto del libro de Apocalipsis se desarrolla tras Juan haber entrado en visión por esa puerta al interior.

45 No podemos olvidar que tan pronto sea revelado el misterio del libro escrito por dentro y por fuera, y ese mensaje oculto se predique y se profetice con esa información clave, “el tiempo no será más” (Apoc 10: 6-11) O sea, que esa puerta que ha estado abierta se cerrará para siempre. Cuando esa puerta se cierre, los puros y limpios serán purificados y los sucios se revolcarán en el lodo para siempre. (Apoc 22:11)

46 De ahí en adelante, comienzan a abrirse los sellos de Apocalipsis 6 en adelante, suenan las 7 trompetas y caen las plagas sobre todos los que fueran señalados para perdición. Muchas de estas plagas caen cuando aún el pueblo de Dios está en la tierra esperando su rescate. Es un tiempo angustioso por demás que crea la incertidumbre entre las iglesias porque muchos de sus miembros y de pastores que parecían santos, caen ante la inclemencia de las plagas. Pero los verdaderos adoradores, los hijos de Dios estarán a salvo y las plagas no tocarán su morada. Muchas de estas plagas han estado cayendo y el pueblo de Dios no se ha enterado porque sus ojos no han sido abiertos aún por el mensaje revelador del librito escrito por dentro y por fuera. Por ejemplo: el cáncer que, en comparación con las pandemias, mata más personas al año, debe ser considerada como pandemia, pero como no es contagioso, se trata de forma individual, pero con resultados similares: la muerte de millones de personas en el mundo cada año.

47 La plaga del cáncer cae sobre la gente intemperante que no han cuidado su alimentación, su estilo de vida, sus pensamientos insalubres resultado de la comida estimulante en condimentos y sabores fuertes. Aun cuando esa comida sea o no sea acompañada de carnes o productos de animales. El pueblo de Dios debe ser sabio y para evitar que la enfermedad los aceche, debe respetar y observar un régimen alimentario sencillo y extremadamente sano. La cubierta divina que los protege durante ese largo periodo de angustia e incertidumbre se pierde cuando se consumen productos vegetales fertilizados con químicos o manipulados genéticamente, carnes de animales muertos, drogas de todo tipo y esteroides que alteran el ADN de nuestro genoma.

48 Lo mismo ocurre con las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las autoinmunes y casi todas las demás no mencionadas pues las enfermedades modernas que destruyen y limitan vidas, son el resultado directo de hábitos malsanos de alimentación y estilos de vida que van en contra de la salud. No podemos olvidar que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y que quién lo destruye, Dios ha dispuesto que no se salva y va a ser destruido con los impíos. No importa cuantos años haya perseverado en la fe, si no hizo buen uso de su cuerpo y creó obesidad o enfermedad, que no espere salvarse. Estas declaraciones parecerán injustas o exageradas ante los ojos de muchos, que no entienden este asunto de salud y de cuidar el cuerpo humano que es templo o habitación del Espíritu Santo y que éste no puede morar en un cuerpo lleno de drogas, inmundicias, cadáveres de animales, grasas en exceso, así como alcohol y tabaco.

49 Este asunto de la salud se define en todo el texto bíblico y lo que en un tiempo se le reclamó a varias de las iglesias de Apocalipsis que enseñaron a sus miembros a comer cosas sacrificadas a los ídolos hoy, en las iglesias de este tiempo es un asunto de vida, enfermedad y muerte que no hace distinción de persona, religión o creencia. Estas son las plagas que separadamente, según el ángel, tienen potestad de matar, cada una de ellas, individualmente a una tercera parte de los hombres que no tienen la señal de Dios en sus frentes (cap. 9:4) Vean que aquí se refiere a como hemos señalados, hombres y mujeres cuyo estado de conciencia no está cónsono con la palabra de Dios y no tienen un compromiso mental con él. Nota: La hierba de la tierra, ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, se refiere a niños, hombres y mujeres y ancianos que no han tomado la señal de la Bestia o de su imágen. (Apoc 7:3).

50 El estado de conciencia de la justicia divina entronizado en el corazón de unos pocos es la regla con la que el ángel marca a los hijos de Dios señalados para salvación. La idea generalizada que las iglesias le han inculcado a los cristianos afiliados, de que todos los que militan en esas iglesias y perseveren en ellas se han de salvar, es una de las tres enseñanzas falsas que la iglesia (una mujer) puso en tres medidas de … hasta que todo el conglomerado de creyentes quedó engañado con esa doctrina de error. (Mateo 13)

51 Es una realidad que vivimos en un mundo totalmente confundido y enajenado de cosas tan importantes como su salvación eterna. Por miles de años Satanás ha usado todos los instrumentos que ha podido manejar para llevar a cabo su obra maléfica de confusión y engaño.

52 Todas las universidades, con muy raras excepciones, preparan profesionales en todos los campos del saber, que, al terminar sus estudios, ven los asuntos religiosos y de fe como algo ridículo, retrasado, poco profesional y de gente ignorante. Eso que se refleja en la mayoría de las graduados de universidades famosas, trasciende luego en la gente influenciada por los que “supuestamente” son los bien preparados profesionales de la sociedad divididos en todas las profesiones. Muy pocos, los que desde niños recibieron una educación cristiana de fe, sobrepasan el intenso bombardeo de ideas ateas que reciben en las escuelas y universidades. Y de esos, muchos no se atreven a conversar de temas religiosos, o comparten sus creencias con sus pares con los que se relacionan.

53 El estudiante promedio que no ha tenido una buena educación cristiana en su infancia o adolescencia, al entrar en las universidades pierde por completo el interés en las cosas espirituales que tienen que ver con su salvación eterna. Adquieren en cambio, las falsas enseñanzas que circulan donde predominan las tres doctrinas de error que el “enemigo” ha sembrado en el cristianismo, en las religiones orientales y en toda la humanidad que, de una manera u otra, oye y se impregna de lo que se generaliza por los demás.

54 Por otro lado, la iglesia cristiana en general, representada en el Apocalipsis por las 7 iglesias de Asia, no ha sido clara en los asuntos de fe que pueden contrarrestar las tendencias erróneas de las tres doctrinas de engaño sembradas por el enemigo, y en cierto modo, fomentan esas enseñanzas en la gente, porque se han hecho populares y se aceptan por la mayoría.

55 En vez de corregir esos errores, la iglesia cristiana en general, las apoya al no combatirlas, y la gente las cree y las acepta como verdades eternas: La inmortalidad del alma, la abolición de las leyes divinas y la salvación universal. Esas tres son suficientes para Satanás llevar a cabo su obra de confusión y engaño. Por lo tanto, los pocos que mantienen lazos con la iglesia cristiana, son víctimas de los errores que las iglesias profesan para coincidir con las creencias populares que son fáciles de creer, fáciles de practicar y mucho más sencillas de entender por gente que desconoce la dinámica bíblica-cristiana.

Revelación o Apocalipsis

56 El método interpretativo para entender el Apocalipsis es el mismo que Jesús le enseñó a sus discípulos en las 7 parábolas de Mateo 13. Para ratificarlo, en el mismo libro y en medio de las visiones, les da algunas de las palabras claves que son indispensables para entenderlo y descifrar el mensaje que se encuentra dentro del mensaje. Veamos Apoc 17:7: “Y el ángel me dijo: ¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos”. De inmediato dándose cuenta que no sería fácil para los que lean el libro del misterio escondido, entender y descifrar el mensaje oculto, del libro escrito por dentro y por fuera, les reitera la clave para entenderlo: (verso 9) “Aquí hay mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre las cuales se asienta la mujer, (10) y son siete reyes. Los cinco son caídos, el uno es, y el otro no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. (11) y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va a perdición”. (12) “y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia”. (15) “Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. (18) y la mujer que has visto, es la grande ciudad que tiene reino sobre los reyes de la tierra”.

57 En este capítulo, el ángel del Señor que le transmite el mensaje a Juan hace un alto con torrente de imágenes que está presentando al apóstol, y recalcando que “aquí la sabiduría” divina, le entrega la clave interpretativa, que ya anteriormente, Jesús mismo le dio a los discípulos en Mateo 13: 37- 42 donde ofrece las 7 palabras claves para entender las parábolas. En el apocalipsis le ofrece otras 7 palabras claves para entender el libro. Veamos de nuevo:

1. Siete cabezas son siete montes…

2. Los siete reyes, cinco son caídos…

3. La bestia que era es el octavo…

4. Los diez cuernos son 10 reyes (los identifica)

5. Las aguas que has visto, son pueblos y muchedumbres 1

6. Y los diez cuernos… (los ubica)

7. La mujer es la grande ciudad…

58 La sabiduría divina es grande y sabemos que el lenguaje y las traducciones han sido un gran obstáculo para la expresión divina manifestarse a los hombres. No obstante, Dios tuvo a bien, revelar el misterio al profeta y a todos los “entendidos” que lo puedan entender. Utilizando el mismo método que estableció previamente en las parábolas a sus discípulos y añadiendo las palabras que le transmite a Juan en Patmos, descubrimos que, en realidad, lo que está escrito en el lenguaje literal de la biblia no es más que un mensaje histórico que contiene otro mensaje secreto escondido por años, para sus discípulos de los últimos días. ¡Que gran alegría poder entender el misterio anunciado desde el principio y que nadie pudo descubrir hasta que Jesús lo revela a sus discípulos y el ángel a Juan para los entendidos! A través del mismo texto de la Biblia, hemos ido encontrando las huellas de este mensaje oculto en muchos de los textos que revelan verdades literales, hechos históricos, parábolas, enseñanzas, ilustraciones proféticas y salmos que compuso David y que usó símiles y metáforas que, al analizarlas, nos dan información clave para entender el mensaje oculto para este tiempo.

59 Señalé anteriormente, que, al revelarse el misterio del libro sellado con 7 sellos, comienza nuevamente a correr el reloj profético y se inicia el proceso de sellamiento de los señalados para salvación.

69 Anteriormente acotamos que la impresión y la fuerza del mensaje presentado a Juan no permiten que este las agrupe en sentido cronológico. El apocalipsis no está en el orden que necesariamente van a ocurrir los eventos que se señalan. Noten que el evento que se produce en Apocalipsis 12 donde se describe el nacimiento de Cristo y de la nueva iglesia cristiana, aparecen después de la descripción de los eventos de la sexta trompeta, cuando debieron haber estado inmediatamente antes del mensaje a las iglesias. No sabemos si el arreglo cronológico lo hizo Juan, o si fueron los copistas o el escriba que ayudó a Juan en la isla de Patmos. Aclaramos que los eventos apocalípticos no están en orden cronológico y, por lo tanto, no podemos especular si los sellos van antes o después de las trompetas y estas en relación a las copas y a los truenos. No obstante, podemos observar la interrupción en cada uno de los mensajes en el sexto periodo y eso es muy significativo para entender que los mensajes todos, coinciden cronológicamente en un mismo tiempo; Por lo tanto, podemos concluir que los mensajes a las 7 iglesias, de los 7 sellos y de las 7 trompetas, quedan interrumpidas en la sexta iglesia, en la séptima trompeta y en el sexto sello porque al no haber una iglesia preparada para asumir el mensaje de tiempo, la profecía se estanca y se detienen las bodas porque la novia simbólica que es la iglesia, no está lista a tiempo.

70 Si la novia no se ha preparado a tiempo, el novio no puede acudir al encuentro porque es vergüenza y oprobio para un novio cualquiera quedar esperando por una novia que no llega. En la parábola de las diez vírgenes, la falta de aceite prefigura una falta de responsabilidad mayor en el cumplimiento del deber de el maestresala que está a cargo de la boda…

71 Apocalipsis 21:9 El ángel le dice a Juan: “Ven acá yo te mostraré la esposa, mujer del Cordero” ( vers. 10) “Y llevome en Espíritu a un grande y alto monte, y me mostró la grande ciudad santa de Jerusalén que descendía del cielo de Dios”.

72 No se trata de una boda común cualquiera, estamos ante las bodas más importantes y significativas de la historia del mundo. Las bodas del Cordero son la culminación de todos los eventos importantes del plan de redención y dan inicio a la entronización de Cristo en su nuevo papel de Esposo, Ministro eterno del santuario del cielo, Padre de las nuevas generaciones y rey del reino eterno de gloria.

73 Cuando el ángel le dice a Juan “Ven acá, yo te mostraré la esposa, mujer del Cordero”, es porque la novia ya estaba lista para la ocasión, pero su representación simbólica, la iglesia, no se había preparado. Las vírgenes disolutas se durmieron igual que la iglesia, y el esposo, tenía que esperar un tiempo más en lo que la esposa simbólica se ha de preparar y la esposa real, de la cual la iglesia es símbolo, tiene que pacientemente, seguir esperando.

74 A esta situación penosa se le denomina como la tardanza del esposo debido a que como el varón tiene la potestad de demorar el acto nupcial, no se adjudica falta a la iglesia simbólica ni a la novia real. Por lo tanto, una vez más, Cristo toma el oprobio de la falta y detiene el reloj profético hasta que la iglesia esté lista.

75 La intención del ángel era mostrarle a Juan a la novia real que debía bajar con la santa ciudad, la nueva Jerusalén. Juan se ofuscó con el cuadro tan espectacular que veían sus ojos y comenzó a describir la belleza inigualable de la Santa Ciudad y solo pudo ver su gran esplendor que la describe. Pero no pudo ver a la novia real que venía en la Santa Ciudad porque según la costumbre, la novia no se podía enseñar hasta que llegara a las bodas. *No ha habido bodas, el símbolo no se ha encontrado con la realidad porque su representada, la iglesia cristiana no se ha preparado para las bodas…

76 La iglesia que representa a la esposa del cordero, Laodicea, no está ni fría ni caliente. Sufre de una tibieza que da nauseas al Señor, se cree rica y es una “cuitada, ciega, miserable, pobre y desnuda. No se ha puesto el vestido blanco de bodas, no está cumpliendo con su responsabilidad y no quiere pasarle esa responsabilidad a la iglesia de Filadelfia desde donde el Señor le habla y permanece, esperando para iniciar las bodas.

Nota: Muchos que tratan de comprender el Apocalipsis y no entienden que se trata de la última y más solemne revelación divina a las iglesias. Opinan que la nueva Jerusalén es la esposa del Cordero y que Jesús se casa con ella. Nada más absurdo, la nueva Jerusalén es el símbolo y la realidad es una mujer verdadera que compartirá el ministerio de Cristo como su esposa real. Y tendrán hijos e hijas, “No trabajarán en vano, ni parirán para maldición; porque son simiente de los benditos de Jehová y sus descendientes con ellos”. (Isaías 65:23) Muchos teólogos e intérpretes que no entienden el texto de Lucas 20: 27-38 sobre la resurrección, se confunden creyendo que no nacerán niños en la tierra nueva cuando el plan divino de restauración incluye todo lo que Dios hizo en el principio antes de la intervención de Satanás y del pecado de Eva. Al contrario, “¿yo que hago parir, no pariré? Dice Jehová. ¿Yo que hago engendrar, seré detenido? Dice el Dios tuyo. (Isaías 66:9) “porque como los cielos nuevos y la nueva tierra, que yo hago, permanecen delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra simiente (la semilla) y vuestro nombre. (Isaías 66:22)

77 Dios hará nuevas todas las cosas. Nadie vio a los niños nacer antes del pecado, nadie vio el plan de Dios para repoblar el planeta tierra antes del pecado. Nadie vio el plan de Dios para la familia, para la agricultura, y para todo lo perfecto que se echó a perder a raíz del pecado. Todo comenzará de nuevo con Cristo y su esposa real que constituirán la familia modelo de la tierra nueva (no del cielo) (como algunos idealizan al estilo de los saduceos)

78 El don de la procreación que Dios le dió a los seres de la tierra no les será quitado. Al contrario, los privilegios de los redimidos les serán conferidos a todos los mundos creados. El segundo Adán tomará su Eva de las mujeres de esta tierra. Esa mujer privilegiada que representa a la iglesia tendrá el privilegio de unir en lazos eternos la familia del cielo con la familia de la tierra en una sola familia, un solo linaje, un pueblo santo. Dios se deleitará disfrutando de sus hijos y de sus nietos crecer como todo padre y abuelo. Ese privilegio que le ha dado tanta satisfacción a los padres de esta tierra de pecado y maldad será una realidad preciosa y sublime en el ambiente perfecto de la nueva tierra. Para ese propósito, y para lograr la redención, Cristo se humanó y vino a la tierra en carne. Por eso se autoproclamó Hijo del Hombre.

79 No se ilusionen las mujeres solteras de esta tierra, ya Jesús tiene su novia y la ha amado y esperado como ningún novio en la historia. Más de dos mil años de noviazgo no han podido enfriar el gran amor de Jesús por María, aquella a quién perdonó los pecados y sacó 7 demonios de su cuerpo, aquella que le siguió y derramó el perfume a sus pies, aquella que fue la primera en acudir al sepulcro con la esperanza de verle resucitado, y que frente a la tumba oyó la propuesta de Jesús y aceptó ser su esposa… ascendió con escolta al Padre y fue recibida como la “esposa que unirá las dos familias” Desde su llegada con los santos que resucitaron y ascendieron a raíz de la ascensión de Nuestro Señor a las mansiones celestes, María ha esperado pacientemente a que la iglesia que representa en la profecía, abra los ojos, se vista de vestiduras blancas y acuda a las bodas del Cordero para ella ver su sueño de novia hecho realidad de esposa. Los hijos de esa pareja serán los primeros niños en nacer en la tierra nueva. Entonces, veremos el plan original de Dios correr en el nuevo paraíso donde no entrará jamás el pecado.

80 Quien no pueda entender esto y aceptar el plan de Dios para la familia humana, no es apto para ver otras “Cosas que: ojo no vio ni oreja oyó, ni han subido al corazón del hombre, que son las que Dios tiene preparadas para los que lo aman, guardan sus mandamientos y conservan la fe de Jesús.(1 Corintios 2:9)

81 El perfecto y maravilloso plan de Dios para la familia humana de la tierra, es un serio y formal compromiso con todo el universo creado que espera pacientemente que la iglesia de este tiempo use el colirio natural para recobrar la vista y ver la realidad del tiempo para el cual tiene que obrar en justicia. Si la iglesia de Laodicea no reacciona y se arrepiente, será descartada y Filadelfia tomará su lugar desde donde Jesús hace el llamado desde “la puerta”. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu le dice a las iglesias” (Apoc 3:22) Continuará…   

82 Cada una de las parábolas de bodas contiene uno o varios elementos proféticos del plan de Dios para lo que será la vida en el nuevo reino. La iglesia cristiana que lleva el nombre de su Creador no ha cumplido con la gran comisión evangélica de predicar el mensaje completo, ha invalidado la ley del amor que son los mandamientos de Dios y se ampara ilegalmente en la fe que ella misma ha creado, para supuestamente salvar a todos los que hagan profesión de fe sin obedecer la ley.

Nota: Otra parte muy importante de la comisión evangélica es la sanidad de los enfermos. La iglesia cristiana no ha cumplido con esa importante misión del evangelio. “El que cree en mí, las obras que no hago también él las hará; y mayores que estas hará;” (Juan 14:12). La iglesia cristiana le cedió el mayor de los dones divinos a los médicos y a los hospitales en vez de auspiciar la sanidad natural por el don divino de la fe, engaña a la gente con tratamientos químicos, drogas tóxicas y mecanismos quirúrgicos de invención humana, que van encaminados a tratar los síntomas sin determinar la verdadera causa de la enfermedad, Tampoco fomenta un cambio de vida para que el enfermo no se vuelva a enfermar. La mujer que se allegó a Jesús y tocó su vestido con fe suficiente para sanarse, “había gastado todo su dinero en los médicos, que no la pudieron sanar”. Por más fe que desarrolle un enfermo en este tiempo, para sanarse con los médicos de hoy, no alcanzará una curación verdadera. Aquellos que se sanan o salen vivos de los hospitales y logran recuperarse de la enfermedad, es porque el Señor tiene un propósito en sus vidas y a pesar de los tratamientos químico-tóxicos que reciben, Dios preserva sus vidas porque son aptos para salvarse y el Señor les da oportunidad sobre oportunidad para que lo logren. Muchos no salen vivos.

83 El sistema médico moderno, como señalamos, es parte de la gran confusión en que vive el mundo en los últimos días. Junto al sistema de gobierno que rige, y en asociación al cultivo químico de los alimentos por la agricultura moderna, las enseñanzas educativas de las escuelas del sistema y de las falsas doctrinas de las iglesias, componen el conjunto que en el Apocalipsis se denomina como la Bestia y la imagen de la bestia. Este poder unificado, es utilizado por Satanás para llevar a cabo su obra destructiva de confusión y engaño a todo el mundo que cree en él.

84 En las diferentes épocas históricas, La Bestia debe ser identificada como el poder que inicia la persecución contra los santos, y la Imágen de la Bestia son los otros poderes civiles o religiosos que apoyan al sistema de justicia que es el que ejecuta sus decisiones. En los primeros siglos de la iglesia cristiana, fue el poder religioso apoyado por el imperio Romano. Cada época ha tenido una Bestia y una Imágen persiguiendo y hostigando al pueblo de Dios. En nuestros días, parece ser que la Bestia es el sistema médico moderno y la imágen son las diferentes organizaciones civiles que lo apoyan.

85 La iglesia cristiana en general, ha caído en los engaños de Jezabel que enseña a los hijos de la iglesia a comer comida sacrificada a los ídolos mencionados del sistema. Todos, sufren enfermedades, toman drogas tóxicas para enmascarar los síntomas y siguen enfermos hasta la muerte. Los departamentos gubernamentales como lo son el de Familia y Niños, el de Salud, y la rama judicial que ignorantemente los apoya, se constituyen en la imagen que los sigue junto a las iglesias que se unen contra ellos.

Las Bodas…

86 En las bodas de Caná, Jesús enseñó una gran lección que pocos conocen: Transformó el agua en vino nuevo de calidad superior a lo conocido. Los invitados y el encargado de la fiesta de bodas se dieron cuenta de la calidad del vino porque todos los que estaban ebrios quedaron desembriagados o sobrios de inmediato que lo probaron. Más adelante, Jesús le dijo a sus discípulos: “Yo soy la vid verdadera” (Juan 15: 1)

Nota: Cuando Jesús hace esta declaración es porque ya las vides estaban afectadas todas por la maldición que recibió el árbol de la ciencia, la serpiente, la tierra, la mujer y toda la creación a causa del pecado que allí se cometió. “Toda la masa quedó leuda” (Mateo 13) Toda la creación se echó a perder. Los árboles de uvas eran fuertes y robustos, los racimos eran tan grandes que había que cargarlos entre dos hombres en una fuerte vara. El nombre científico de la vid es vitis vinífera, procede del latín y alude al árbol del conocimiento o ciencia del bien y del mal. Al recibir la maldición, tanto la serpiente como el árbol sufrieron el efecto de la misma y de ahí en adelante, el grande y frondoso árbol se convirtió en una planta que necesita apoyarse en otra para producir. La vid se convirtió en una planta rastrera al igual que se arrastra la serpiente. En su cultivo, se usan estacas y alambres para sostenerlas y que pueda producir. La mayor parte de las vides o plantas de la uva, se siembran por sarmientos debido a que la mayoría de las semillas son estériles y no se reproducen.

87 Como señalamos antes, Jesús se identificó como la vid verdadera, estableciendo con su declaración, la diferencia con las vides de su tiempo que ya habían perdido su vitalidad original por la degeneración de su especie.

88 La alquimia que se produce en la transformación del agua en vino fue el elemento que le dio sustancia y sabor a las bodas de Caná. Fue el primer milagro público de Jesús y se realizó, precisamente en una boda. Si Jesús no interviene, la boda se hubiera arruinado y los novios hubieran sufrido la vergüenza y el oprobio.

89 Sin embargo, su boda, la más importante y significativa boda de la historia de la tierra, no se ha podido realizar después de más de dos mil años de paciente espera, por una iglesia que la representa y que tenía que prepararse de forma paralela para que ambas, la realidad y el símbolo se cumplieran de acuerdo a la profecía.

90 La iglesia cristiana ha actuado como las vírgenes fatuas que no se prepararon adecuadamente con el aceite de sus lámparas. Estas permanecen apagadas y dormidas. Por esa razón, no se han podido efectuar las bodas y los invitados estamos en una larga espera que no termina. Véase la parábola de Mateo 22 donde se describe el desaire que los invitados le hicieron al Padre al no aceptar la invitación a las bodas de su hijo y noten como los trató, así como a la iglesia que quiso entrar sin el vestido de bodas. Ante tal situación, al Padre no le queda otra que enviar una vez más a sus siervos y llamar, por última vez, y de donde sea, a los invitados para que se puedan efectuar las bodas de su hijo.

91 Pero antes de tomar esa última decisión, “el rey destruyó a aquellos homicidas y puso fuego a su ciudad” Entonces envió a sus siervos a traer, de todas partes, a los que quieran estar en la fiesta de bodas. Pero allí se coló un hombre sin vestido de bodas, se trata de un movimiento religioso que se creyó que, vestido de su propia ropa de justicia, podría entrar con derecho a las bodas. Pero el Padre, al verlo lo mandó a sacar, atado de pies y manos, sin argumentos para defenderse, reconoce su culpa y es echado en el fuego eterno.

92 Esa es la iglesia de Laodicea, que el Señor no le reconoce ni una sola virtud, pero se cree con todo el derecho a entrar en la fiesta de bodas, se cree rica y con todo el derecho, pero está tan ciega que no puede ver la vergüenza de su desnudez ni la necesidad del colirio celestial que le permita ver su miserable y pobre condición.

93 El Apocalipsis, es el llamado final, de un Dios amoroso y paciente que ha esperado más de seis mil años para volver a crear la tierra perfecta.  Lo que comenzó en el primer Edén, que fue interrumpido por Satanás, tendrá una continuación regia y poderosa con el segundo Adán y la segunda Eva.

94 ¿Por qué razón Jesús escoje a María, una mujer que fue pecadora, con un pasado de adulterio y lujuria y no escoje a una jóven señorita de Israel?      Respuesta: Porque María representa a la Iglesia, al pueblo de Israel que fue infiel, se prostituyó tras los ídolos y baales y aún así, Dios, en su infinito amor y misericordia la perdonó tantas veces como perdonó los pecados de María. Dios ha perdonado a la iglesia infiel infinidad de veces y de pecados. Así tambien perdonó a aquella que derramó el perfume más caro a sus pies y los secó con sus cabellos. Eso es lo que la iglesia moderna tiene que hacer hoy para ser la parte simbólica de esas bodas.

Final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: